Preferentes | Subordinadas

¿Qué ha sucedido con las preferentes?

¿Te ofrecieron un plazo fijo de alta rentabilidad y ahora no puedes recuperar tu dinero? ¿Nadie te dijo que tu capital no estaba garantizado?

Las preferentes y la deuda subordinada ya han sido condenadas por los tribunales (preferentes y deuda subordinada), los primeros afectados fueron los que invirtieron, sin saberlo, en Lehman y en los bancos islandeses (Landsbanki). Ya hay miles sentencias que condenan a entidades españolas (Bankia, CEISS, Banco Santander) por la comercialización de preferentes o deuda subordinada sin la correcta información al cliente.

Contamos con los mejores profesionales para la reclamación de participaciones preferentes y con la mejor estrategia procesal llevada a cabo por abogados especialistas en preferentes: la demanda individual.

¿Cómo podemos ayudarte?

¿Qué puedo recuperar?

Recuperarás el dinero invertido y los intereses legales

Recupera tu dinero

RECLAMA

¿Cómo puedo reclamar?

COMO PUEDO RECLAMAR RECLAMA HIPOTECA INVERSA

¿Qué probabilidad de éxito hay?

Los tribunales españoles han resuelto ya miles de casos a favor de los afectados por preferentes y deuda subordinada. Incluso los casos menos habituales, como las preferentes Fagor, Eroski, SOS Cuétara, Unión Fenosa, etc. han sido resueltos contra la entidad que los comercializó.

Con ASUFIN puedes reclamar tu dinero sin riesgos de condena en costas, tienes mucho que ganar y nada que perder.

¿Por qué ASUFIN?

ASOCIACION EXPERTA ASUFIN

ASOCIACIÓN EXPERTA

En la defensa de abusos bancarios de consumidores y usuarios

EQUIPO PROFESIONAL ASUFIN

EQUIPO PROFESIONAL

La asociación cuenta con un equipo de profesionales expertos comprometidos

CASOS DE EXITO ASUFIN

CASOS DE ÉXITO

Éxitos judiciales comparables

Si tu caso es viable, te presentaremos un presupuesto ajustado, muchas veces sin coste inicial. 

Presentamos las demandas en defensa de nuestros asociados, siendo así la parte actora del procedimiento y evitando el riesgo de condena en costas en caso de perder.

Quizás te interese

¡Únete a la Newsletter!