Iniciar Sesión

DEUDA SUBORDINADA: Desde ASUFIN recuperamos 52.357 euros en beneficio de dos de nuestros asociados

En ASUFIN vencemos a Deutsch Bank tras declararse la anulabilidad del contrato de compra de obligaciones subordinadas

Desde ASUFIN interpusimos una demanda contra Deutsch Bank en defensa de los intereses de dos de nuestros asociados. En dicha demanda, se ejercita una acción de anulabilidad por vicio del consentimiento, en relación con la orden de valores para la compra de una obligación subordinada de Banco Popular con un valor de 50.000 euros.

Por su parte, la entidad se opone a la demanda alegando la falta de legitimación activa y pasiva, además, de la caducidad de la acción. Sin embargo, el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Ferrol estima nuestra demanda y declara la anulabilidad del contrato de adquisición de obligaciones subordinadas. Y condena a Deutsch Bank a restituir a nuestros asociados 52.357€.

En primer lugar, este tribunal confirma la legitimación de ambas partes. En cuanto a la caducidad de la acción señala que no está caducada pues el plazo de 4 años establecido en la ley debe de comenzar a contar en el 2017 por lo que no había transcurrido en el momento de interponer la demanda.

La deuda subordinada son unos títulos valores de renta fija con rendimiento explícito. El capital en ningún caso está garantizado ni están protegidos por el Fondo de Garantía de Depósitos, por lo que se consideran un producto de alto riesgo. Y es por ello, que existe un riguroso deber legal de información al cliente por parte de las entidades, pudiendo el incumplimiento de dicha obligación dar lugar a la anulabilidad del contrato por error vicio en el consentimiento, o a una acción de indemnización por incumplimiento contractual. En este caso, la prueba practicada a nuestros asociados mostraba que eran unos minoristas de riesgo medio-alto, no especulativo, que tenían un perfil inversor a medio y largo plazo.

Esto unido a que no existe información precontractual ya que les explicaron los bonos el mismo día de la firma, no les mostraron el folleto informativo ni les explicaron los riesgos de liquidez, procede declarar que la demandada no obró con la diligencia debida lo que produjo un error en el consentimiento prestado.

Y es por todo ello, que el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Ferrol estima nuestra demanda y declara la anulabilidad del contrato de adquisición de obligaciones subordinadas. Y condena a Deustch Bank a restituir a nuestros asociados 52.357 euros más los intereses legales desde la fecha del cargo en la cuenta menos los rendimientos brutos obtenidos.

Producto: Deuda subordinada

Juzgado: Juzgado de Primera Instancia 2, Ferrol  

Dirección Letrada: Agenor Gómez Álvarez

Fecha: 29.12.2021

Entidad: Deutsch Bank

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas