INICIAR SESIÓN

Qué son y cómo detectar los préstamos estafa

Cómo detectar los prestamos estafas
En ocasiones, los préstamos que encuentres por la red, serán una estafa ya que no te concederán ningún préstamo y encima se harán con tus datos bancarios.

Compartir

La última estafa que puedes encontrar por internet, tiene mucho que ver con un producto financiero, el préstamo. Generalmente, los préstamos hipotecarios que nos ofrecen los bancos tienen intereses muy altos o con un breve periodo de amortización: lo que provoca, que busquemos las mejores ofertas de prestamistas, las más atractivas y que en ocasiones pueden ser estafas: Desde ASUFIN te damos los mejores consejos para detectarlas.

  1. Si los intereses son muy bajos y el préstamo es casi «un regalo», o parece increíble, probablemente los sea, y se trate de una estafa.

  2. Sin condiciones, si no tienen en cuenta tu historial de crédito, tus ingresos, no te pidan casi ningún dato personal, a excepción de los imprescindibles para proceder en su estafa.

  3. No se anuncian en comparadores de préstamos, ya que, su intención es que solo tengan acceso a sus páginas las víctimas, entienden que si se diesen demasiado pábulo, se conocería la estafa.

  4. Nunca te van a pedir un adelanto de dinero, es uno de los tips claves para reconocer el fraude.

  5. En otras ocasiones hemos hablado del símbolo del candando, una web segura y libre de virus y estafas siempre llevará el icono. Lee más sobre esto aquí.

  6. Haz un análisis exhaustivo de la supuesta empresa prestamista. Si ves muchos comentarios positivos sobre ella es más fácil que sea de fiar.
¿Qué debo hacer si quiero asegurarme de que mi préstamo sea de fiar?

Si estás buscando un préstamo,ten en cuenta estas cosas para no caer en el fraude:

  • Es importante que te asesores siempre de una forma adecuada, muchos de los estafadores fraudulentos que utilizan este tipo de ofertas se aprovechan del desconocimiento de los consumidore.
  • Fíjate en que la url empiece por HTTPS, si la «s» no está, la fiabilidad de la web se reducirá.
  • Busca información sobre el prestamista y consulta si pertenece a algún tipo de regulación, huye de los préstamos anunciados por redes sociales, WhatsApp o e-mail.
  • Localiza el domicilio fiscal, es complicado que te concedan un préstamo desde un país extranjero.
  • Comprueba que la página web disponga de Aviso Legal y que incluya la Información Normalizada Europea.
  • Acude a entidades bancarias o prestamistas conocidos.

En muchos casos las empresas de prestamistas, y más los estafadores que forman parte de este tipo de estafas, se aprovechan de la necesidad de las personas o de su falta de experiencia para acabar consiguiendo sus datos, mucho cuidado. Si quieres saber más sobre fraudes, te hablamos de uno que está utilizando Whastapp.

Si el préstamo no fué una estafa pero lo conseguiste a través de un Establecimiento Financiero de Crédito (EFC) reclama aquí.

También te puede interesar

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas