Iniciar Sesión

¿En qué me tengo que fijar antes de firmar mi hipoteca? 

Desde ASUFIN te informamos de los pasos que tienes que seguir antes de firmar tu hipoteca con el banco

En ocasiones, firmar una hipoteca puede ser un proceso complicado. Comparar y elegir entre las distintas opciones disponibles para optar por aquella que más se adapte a tus necesidades es la mejor forma de conseguir un buen acuerdo. Desde ASUFIN te damos las claves en las que fijarte para hacer la firma de tu hipoteca lo más sencilla posible. 

1. Precio

El primer paso, siempre, es establecer con que presupuesto cuentas para comprar tu vivienda. En estos momentos, los bancos no te financian más de un 80% del valor de tasación. Por tanto, exigen al cliente que disponga de ese mínimo de ahorro. Además, desde ASUFIN, te recomendamos que no te endeudes en un porcentaje superior al 30% de tus ingresos, ya que si no te será muy difícil asumir tus deudas en un futuro. 

2. Compara

En el mercado existen una gran variedad de tipos de hipotecas en función del tipo de interés. Las principales modalidades son las hipotecas a tipo fijo y las hipotecas a tipo variable.

  • Las hipotecas fijas: Estas hipotecas son a las que se les aplica el mismo tipo de interés durante todo el contrato, es decir, la cuota mensual a pagar será siempre la misma. 
  • Las hipotecas variables: Estas hipotecas varían en función lo haga el índice al que estén referenciadas. Por regla general el tipo de interés que se aplica a la hipoteca está compuesto por el valor del euríbor más un diferencial fijo.

En ocasiones, los bancos te ofrecen hipotecas mixtas, que combinan las dos modalidades anteriores, es decir, durante los primeros años del préstamo pagas una cuota mensual a tipo fijo y después se aplicará un tipo de interés variable.

Otras cosas a tener en cuenta, son los plazos de amortización, el capital, la TAE y la moneda en la que se suscribe la hipoteca.

3. Bonificaciones

La Ley de crédito inmobiliario, de 2019, prohibió expresamente la concesión de una hipoteca “vinculada” a la contratación de otros productos. Es decir, la entidad no puede obligarte a contratar otros servicios como un seguro de vida con ellos para concederte la hipoteca. Sin embargo, las bonificaciones son una práctica habitual. Las bonificaciones son los intereses que nos descontará el banco contratar otros productos junto con el préstamo hipotecario.

Y aunque, en un primer momento puede parecer un buen acuerdo, es necesario hacer números, para conocer si realmente esa rebaja de diferencial compensa el coste que va a suponer ese otro servicio.

4. Comisiones y gastos

¡Cuidado con las comisiones que te cobra el banco! Aunque las comisiones bancarias son libres tan solo se pueden cobrar por los servicios realmente prestados y deben estar previamente pactadas con el cliente. 

En cuanto, a los gastos de suscripción de tu hipoteca, generalmente la entidad le impone la totalidad del pago al cliente, cuando deben de ser abonados prácticamente en su totalidad por la entidad, el consumidor tan solo deberías pagar la mitad de los gastos de notaría.

5. Cláusulas abusivas

Las cláusulas abusivas en las hipotecas son muy frecuentes, por ello, debes leer el contrato y confirmar que no haya ninguna cláusula que no entiendes y puede ser abusiva, como pueden ser las cláusulas suelo, o multidivisa, antes de firmar el préstamo hipotecario con el banco.

Si necesitas asesoramiento jurídico antes, durante o después de firmar tu hipoteca no dudes en contactar con nosotros y si crees que tu hipoteca tiene cláusulas abusivas o tu banco te cobro todos los gastos de suscripción de tu hipoteca inicia tu reclamación de forma sencilla aquí.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas