¿Qué es el ayuno financiero?

Las nuevas normas sobre las acciones colectivas harán que los consumidores tengan un acceso más fácil a la justicia.

Si te gustó ¡comparte!

¿Qué es el ayuno financiero? La nueva dieta económica: 21 días de ahorro que dicen mejorar nuestros hábitos de gastos

Cada día aparece una nueva técnica de ahorro, la última, el ayuno financiero. Pero, ¿qué es realmente? Te contamos en qué consiste, atento a sus pros y sus contras. 

El ayuno financiero es la nueva técnica de ahorro que implicaría estar un total de 21 días sin hacer gastos extras; esto es, con lo básico y necesario. El ayuno financiero significaría renunciar al café de media mañana, a tomar algo los viernes por la tarde, lo que no nos hace falta en nuestra compra del supermercado, etc.

El fin de este tipo de ahorro es propuesto como la toma inteligente de decisiones financieras, sin embargo, también tiene alguna parte negativa. Conozcamos cuáles son las virtudes y los defectos de la nueva técnica de ahorro:

Entre sus principales ventajas, se encuentra el ahorro, pero debemos tener en cuenta que habrá que renunciar a cosas que forman parte de nuestro día a día. Aprenderás a economizar tus ingresos y a no derrochar, pero no es la solución para personas con problemas financieros de verdad.

El plazo es de 21 días, si una vez superados, no has mejorado tus hábitos de consumo, no habrá servido para nada. Además, sabrás diferenciar entre cuándo es un gasto necesario y cuando es prescindible, pero no se debe llevar al extremo. Con esta técnica, contribuirás al consumo sostenible. 

¿Qué debes hacer si decides practicar el ayuno financiero?

Si, teniendo en cuenta las ventajas, y a pesar de sus defectos, decides hacer ayuno financiero, atento a cómo seguirlo tal y como se plantea:

  • 21 días, es decir, tres semanas, sin gastarte más que lo necesario, sin ningún extra.
 
  • Los pagos debes realizarlos siempre en efectivo para ser consciente de lo que te gastas.
 
  • Haz un exhaustivo análisis de gastos. Debes hacer una lista con todo lo que te has comprado y lo que has gastado en el total de esos 21 días, comparándolo con el uso habitual que haces de tu economía.
 
  • No solo debes hacer una lista de gatos, debes llevar un diario en el que, además, apuntarás todo aquello a lo que has dicho «no». Al final del día (o del ayuno) pensarás en todas aquellas cosas en las que tomaste una buena decisión, aquellas que volverás a comprar. 

Ahora que conoces el ayuno financiero, ¿dirías que es una buena técnica de ahorro? Sobre ello hay teorías. Aquí te contamos otras técnicas con las que ahorrarás en el día a día de tu hogar. 

¡Recibe nuestra newsletter gratis!

Recibe en tu e-mail todas las semanas las últimas noticias sobre IRPH, revolving, cláusulas abusivas, estafas… ¡Y mucho más!
PPyPD. Registrándote en el formulario estás aceptando la política de privacidad de ASUFIN.