Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.

Hipoteca tranquilidad: ASUFIN gana la demanda colectiva contra Banesto

El juez de la sala 6 del Juzgado Mercantil de Madrid a admitido la acción de cesación, por lo que el banco está obligado a retirar las cláusulas nulas por abusividad en todos y cada uno de sus contratos.
La sentencia considera que seis cláusulas de este producto hipotecario, comercializado por Banesto, son nulas por abusividad y abre la puerta a cientos de miles de reclamaciones.

 

CLÁUSULAS ANULADAS

·         Amortización

·         Intereses ordinarios (tipo de interés y fórmula de cálculo)

·         Tipo de interés variable (diferenciales y redondeo)

·         Interés de demora

·         Resolución anticipada

·         Gastos (formalización y cancelación de la hipoteca)

 ASUFIN, ha ganado la demanda colectiva interpuesta contra Banesto (ahora Banco Santander) por la denominada “hipoteca tranquilidad”. La sala 6 del Juzgado de lo Mercantil de Madrid ha considerado abusiva dicha cláusula, así como las de vencimiento anticipado, interés de demora y gastos a cargo del consumidor.

Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, destaca la importancia de esta sentencia: “Lo importante de esta demanda es que es una acción de cesación que obliga a cualquier banco a cesar este tipo de cláusulas. Estamos retirando cláusulas abusivas del mercado. Además, la sentencia obliga al banco a retirar esas cláusulas para todos sus clientes, estén o no personados en esta demanda”.

Evolución hipotética de una hipoteca tranquilidad comparada con otra tradicional

Patricia, que ha convocado a los medios de comunicación para compatir con todos esta importante noticia,  recuerda que los bancos tuvieron que quitar la cláusula suelo en mayo de 2013, cuando el Tribunal Supremo la declaró nula.  ASUFIN pide a Banco Santander que retire estas cláusulas de inmediato y no siga litigando: “Son ya diez años desde la caída de Lehman Brothers, es hora de que los bancos modifiquen su conducta y acaten las resoluciones de los tribunales. Los contribuyentes nos ahorraríamos el sostenimiento de un sistema judicial saturado y los consumidores volveríamos a confiar en la banca”

ASUFIN presentó una demanda colectiva de cesación el 17 de febrero de 2017, con el claro objetivo de obligar al banco a retirar esas cláusulas abusivas en todos y cada uno de sus contratos, con independencia de los afectados personados en la demanda. “Nuestro deseo, aclara Suárez, es lograr que cualquier afectado, ya sea un universitario o alguien sin formación, pueda ir a su sucursal y solicitar que esas cláusulas abusivas le sean retiradas de su contrato hipotecario y se le devuelvan los importes abonados de más”.

Comparativa de la deuda de una hipoteca tranquilidad con una tradicional.

Loleta Linares y Fernando Gavín, responsables de la dirección letrada, están esperanzados: “Esta sentencia puede llegar a afectar a millones de afectados, porque anula la cláusula de gastos exclusivamente a cargo del consumidor, la de demora y de vencimiento anticipado. Si la sentencia es firme, sólo sería necesario acercarse al banco y solicitar que las retiren”. Linares adelantó que “ si el banco recurre, estudiaremos una ejecución provisional de sentencia”, y matizó: “Los afectados tendrán  que reclamar la devolución y el banco debe recalcular la hipoteca como si esa cláusula nunca hubiera existido”.

Diez años después, los afectados sólo han amortizado un 5% del capital solicitado

El juez ha dado por acreditado que el contrato de crédito hipotecario tranquilidad no resulta comprensible ni claro en los riesgos económicos para el consumidor. Su clausulado es abusivo por falta de transparencia y, por eso, miles de jóvenes parejas, que solicitaron esta hipoteca pensando que era adecuada a sus pequeños sueldos, se han visto atrapados en pérdidas constantes. La media de perjuicio comparada con una hipoteca al uso es de 60.000 euros después de 10 años de hipoteca.

Los afectados por esta cláusula abusiva han tenido un perjuicio medio de más de 60.000 euros.

Suárez recuerda que estas parejas “contrataron este producto porque Banesto publicitó que podrían pagarla mejor que una hipoteca tradicional. Lo cierto es que después de una década, sólo han amortizado un 5% del capital y han pagado los intereses muy por encima del resto”.

Banesto comercializó estas hipotecas a un plazo fijo de diez años y variable a partir del undécimo cuando todas las previsiones apuntaban a una bajada del Euribor. Los jóvenes lo contrataron pensando que con los años tendrían mejores sueldos, pero llegó la crisis. Al intentar vender su vivienda por no poder pagarla, se encontraron con que apenas habían amortizado dos o tres mil euros. “Estas parejas, añade Suárez, han vivido un infierno”.

 

Los gráficos de cuotas demuestran que esta hipoteca no les dio tranquilidad a los afectados

 

ASUFIN, como asociación de consumidores, tiene el compromiso y la obligación de trabajar para retirar del mercado todas las cláusulas abusivas. Patricia Suárez no tiene dudas: “Espero que con el tiempo se den cuenta de que sólo un cambio de su conducta les hará recuperar la confianza de sus clientes”.

 

 

 


Dirección Letrada: Loleta Linares / Fernando Gavín
Perito: David García Muntané
Banco: Banesto // Banco Santander
Producto: Hipoteca Tranquilidad
Perfil: Minorista / Socio ASUFIN/ Colectiva
Pdf: S_180905_BANESTO_JM6_MADRID_COLECTIVA_H_TRANQUILIDAD_ASUFIN_SIN