Iniciar Sesión

¿Estás pensando cambiar tu hipoteca de tipo variable a fijo? Desde ASUFIN te explicamos la mejor forma de hacerlo

Novación, subrogación, cancelación… ¿Qué costes tienen? ¿Cuál es la mejor para mi bolsillo? Las claves para cambiar tu hipoteca aquí.

La escalada del Euribor que estamos experimentando desde los primeros meses del año no tiene visos de detenerse. Desde ASUFIN prevemos que el índice que sirve de referencia para la mayor parte de las hipotecas (tres cuartas partes están firmadas a interés variable, básicamente con el Euribor) cerrará el año en el 2,2%, con un impacto en las hipotecas medias superior a 1.500€.

¿Qué opciones existen para cambiar mi hipoteca?

Novación

La novación consiste en renegociar las condiciones del préstamo en un momento posterior a la firma con tu misma entidad bancaria.

La novación acarrea una serie de gastos para el consumidor como el pago de gasto de la tasación de tu vivienda, ya que, es posible que el banco quiera conocer el valor actual de tu casa para estudiar si te aprueba la novación o no y el pago de la comisión por novación, que el banco te puede cobrar si aparece en la escritura de la hipoteca. 

Subrogación con novación

La subrogación con novación es la renegociación de las condiciones de tu hipoteca, pero con una entidad bancaria distinta a la tuya.

Este trámite también acarrea una serie de gastos. Una vez más, deberás pagar los gastos de tasación de tu vivienda y la comisión por subrogación. Sin embargo, además, podría implicar una serie de costes administrativos y económicos asociados, como redomiciliar pagos como la nómina, escriturar, cambiar de seguro…

Cancelación de la hipoteca

Consiste en cancelar la hipoteca y contratar otra nueva con otro banco. Sin embargo, este proceso puede ser hasta 2.000€ más caro pues tendrás que abonar la todos los gastos que suscribir una hipoteca lleva consigo como el Impuesto de Actos Jurídicos Documentados, comisiones y demás.

¿Cuál es mejor?

La respuesta es sencilla, depende de cada caso. Aunque, la novación es un proceso más sencillo, nosotros te recomendamos buscar y comparar las ofertas para encontrar la más favorable.

¿Cuándo es el mejor momento?

Si tu hipoteca está referenciada al Euribor más un diferencial del 1% y te quedan más de 6 años de hipoteca podrías plantearte cambiar a una a tipo fijo cuanto antes intentando limitar las vinculaciones a lo inevitable.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas