ASUFIN TE INFORMA: Qué hacer con tu vivienda para obtener una renta en tu vejez

En ASUFIN te explicamos todo lo que tienes que saber de la hipoteca inversa, de la vivienda inversa y de la nuda propiedad

Si estás pensando en utilizar tu vivienda para obtener ingresos adicionales en tu vejez, atento o atenta porque en ASUFIN te explicamos las formas que existen de monetizar tu propiedad.

¿Qué es licuar tu vivienda en propiedad? 

Obtener dinero (líquido) gracias a fórmulas financieras que emplean tu vivienda en propiedad como aval. Puedes retener (o no) la propiedad de la misma.

¿Qué modalidades existen?

Hay diversas modalidades para obtener una renta adicional, que complemente la pensión una vez llegado el momento de la jubilación. La más conocida es la hipoteca inversa, pero existen otras como la vivienda inversa y la nuda propiedad.

Todo lo que tienes que saber de la hipoteca inversa

No transfieres la propiedad de tu casa: solicitas un préstamo contra el valor de tu casa en propiedad. El objetivo es obtener una renta mensual, que está exenta de tributación.

El préstamo genera unos intereses que hay que devolver, junto con la cantidad solicitada. Los herederos tienen dos alternativas:

  • Saldar la deuda contraída. Pagar el principal más intereses y recuperar la propiedad.
  • Ejecutar la garantía. Liquidar la propiedad y el remanente pasa a los herederos, por el que tienen que tributar.
Todo lo que tienes que saber de la vivienda inversa

En este caso, sí transfieres la propiedad de tu casa. La entidad a la que se la transfiero me deja vivir en alquiler y la venta se asocia a un alquiler vitalicio que garantiza la permanencia en el hogar de por vida.

Si no se cumplen las expectativas de vida de los beneficiarios o éstos deciden abandonar la casa, la renta no consumida se devuelve al vendedor o sus herederos. Al existir venta de propiedad, los herederos no la retienen.

Todo lo que tienes que saber de la nuda propiedad 

También aquí hay transferencia de la propiedad de la vivienda pero no del usufructo, es decir, el uso y disfrute. El comprador del inmueble no obtiene el pleno dominio de la vivienda hasta que el usufructuario fallece.

Como tienes el usufructo total, no sólo puedes vivir en la vivienda también la puedes alquilar. La vivienda se vende a un precio por debajo del precio de mercado, por lo que suele considerarse una inversión para el comprador.

Es una transacción definitiva, por lo que no se puede recuperar la propiedad.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte 
SOCIO

Artículos Relacionados