Ideas para ahorrar en casa sin mucho esfuerzo y ser sostenible

Ahorrar sin esfuerzo

Te enseñamos a cuidar el planeta a la vez que tu bolsillo

Septiembre es un mes de propósitos de curso nuevo y, desde ASUFIN, queremos ayudarte a cumplirlos. Si uno de ellos es ahorrar y cuidar más del medio ambiente, no dejes de leer, compartimos contigo algunas ideas para que este final de año te vuelvas más sostenible a la vez que proteges tu economía familiar. 

Si se rompe, repáralo

Es muy cómodo comprar un producto nuevo cuando el que tenemos se rompe. Estamos mal acostumbrados a consumir nuevos productos en lugar de arreglar los que, por algún motivo, se han estropeado. En algunas ocasiones no queda otra pero, si hay posibilidad, busca a algún profesional que pueda arreglarlo o incluso intenta hacerlo tú mism@. Esto no sólo te hará ahorrar dinero, también evitará que generemos cada vez más desperdicios y basura. 

Lava en frío

El uso que hacemos de nuestros electrodomésticos tiene un gran impacto tanto en el planeta como en nuestra economía. El Instituto Catalán de la Energía recomienda, a la hora de poner una lavadora, llenarla al máximo e intentar lavar en frío, pues un programa a 90 grados gasta cuatro veces más energía que uno a 40.

Revisa las instalaciones

No solo para evitar gastar de más, también por seguridad. Revisa las instalaciones de tu hogar y plantéate cambiar ventanas por unas que sean más aislantes o sustituir tus bombillas por unas de bajo consumo para ser más sostenible. Además, te damos un truco con las bombillas: límpialas, ya que la suciedad absorbe la luz y consume más electricidad para lograr la misma intensidad. 

Otro de los electrodomésticos que tenemos que limpiar bien es la caldera: realiza un mantenimiento anual y límpiala, pues una caldera sucia con polvo o grasa consumirá más.

Controla la temperatura

Aunque todavía hace mucho calor, nos acercamos a los meses de invierno en los que el gasto en calefacción se dispara. Te recomendamos concentrar el calor en tu vivienda, cerrar las puertas y radiadores de las habitaciones que no utilices para que el calor solo esté en las estancias que sí vas a usar. Además, incluir alfombras puede ser una buena idea, pues ayudan a que ciertos suelos sean más cálidos. 
 

¿Qué te han parecido estos consejos? ¿Ya los sigues en tu día a día? Cuéntanos en comentarios qué haces tú para cuidar tu bolsillo a la vez que te preocupas por la salud del planeta. 

Si te gustó ¡comparte!

¡Recibe nuestra newsletter gratis!

Recibe en tu e-mail todas las semanas las últimas noticias sobre gastos de hipoteca, revolving, cláusulas abusivas, estafas…
¡Y mucho más!
PPyPD. Registrándote en el formulario estás aceptando la política de privacidad de ASUFIN.