Iniciar Sesión

Tips para clientes minoristas y asesores para hacer real la decisión de invertir sostenible

En el momento de realizar el test de idoneidad que orienta en su inversión, es importante que el cliente señale que solo quiere productos sostenibles cuyo impacto medioambiental pueda medirse. Seguimos con nuestra serie de consejos, en colaboración con WWF

Una vez tenemos claro que queremos invertir en producto sostenible, tenemos que formular a nuestro asesor las preguntas adecuadas. Esto impedirá que tomemos itinerarios erróneos en el objetivo final de hacer real nuestra preferencia por la inversión sostenible. 

Éstas son las preguntas que tenemos que hacer a nuestro asesor antes de tomar una decisión:

  1. ¿Qué objetivo ambiental, social o de buena gobernanza cubre el producto? ¿Y cómo se mide el impacto de esta inversión en el logro del objetivo?
  2. ¿Se alinea la inversión con los objetivos climáticos del Acuerdo de París y busca reducir o mejorar la pérdida de biodiversidad?
  3. ¿Señala la inversión estrategias de transición a corto, medio y largo plazo a una economía descarbonizada y sostenible?
  4. ¿Cumple la inversión con el principio de no causar daño a ningún otro objetivo medioambiental?

RECUERDA

  • Sólo invertir en productos con un impacto ambiental que pueda medirse
  • Puedes manifestar que no comprendes la información y que te hablen en lenguaje sencillo
  • Tienes derecho a rechazar un producto que no se corresponde con tu preferencia

Por parte del asesor, es importante que entienda las prioridades sostenibles de su cliente para buscar productos adecuados, para ello debe:

  1. Preguntar al cliente minorista de manera significativa sobre sus preferencias en materia de sostenibilidad.
  1. Registrar las preferencias del cliente minorista con el suficiente nivel de detalle.
  1. Tener debidamente en cuenta las preferencias sostenibles del cliente y reflejarlas en la oferta de productos.
  1. Diferenciar los productos dentro de las tres opciones (taxonomía, artículo 8 y 9, principales incidencias adversas) considerando grados de sostenibilidad y porcentajes mínimos relevantes.

RECUERDA

  • Dar a las preferencias de sostenibilidad el mismo nivel de importancia y granularidad que a la parte financiera de la evaluación de idoneidad.
  • Evitar la constante adaptación de las preferencias de sostenibilidad de los clientes (esto debe ser una excepción fortuita).
  • Adoptar un enfoque neutral e imparcial para no influir en la decisión del cliente.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

¡Recibe nuestra newsletter gratis!

Recibe en tu e-mail todas las semanas las últimas noticias sobre IRPH, revolving, cláusulas abusivas, estafas… ¡Y mucho más!
PPyPD. Registrándote en el formulario estás aceptando la política de privacidad de ASUFIN.

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas