Iniciar Sesión

Estos son los mejores consejos prácticos para contratar un depósito

Si estás pensando en destinar tu ahorro a un depósito, desde ASUFIN queremos ayudarte y guiarte en tus primeros pasos. Aquí tienes una guía sobre cómo hacerlo.

Algunas de las preguntas más repetidas por los principiantes como ¿qué es un depósito bancario?, ¿puedo empezar a invertir con 1.000€? o ¿qué es el interés compuesto? las resolveremos para que puedas optar por este producto, que es el más seguro para el ahorrador, tanto si es en depósitos a corto plazo como depósitos a largo plazo.

Un depósito bancario es un producto financiero de ahorro, donde el cliente entrega una cantidad de dinero a una entidad financiera durante un determinado período de tiempo a cambio de una remuneración fija, garantizada por la entidad. Cuando el plazo termina, la entidad devuelve al cliente el dinero, junto a unos intereses y menos unas comisiones que se pactaron previamente.

Por lo general los asesores y expertos economistas afirman que cualquier momento es bueno para comenzar a invertir en los depósitos, pues son uno de los productos financieros más seguros. No obstante, nadie te recomendaría invertir en depósitos bancarios si dicha acción supusiera endeudarte.
Una vez nos aseguremos de que la cantidad que vayamos a depositar no suponga una rotura en nuestras economías personales podremos comenzar. También se debe tener en cuenta que cuanto más capital inicial aportemos, más retorno recibiremos.
El siguiente paso es elegir entre un depósito a vista o un depósito a plazo.

  • El depósito a vista

También conocido como cuentas remuneradas, supone que el cliente puede disponer o retirar su dinero en cualquier momento. En este caso, la entidad financiera puede ofrecer una remuneración o no. Es decir, no está obligada a que cobremos intereses por depositar dicha cantidad, todo dependerá del contrato y condiciones que pactemos al principio.
Entre sus ventajas encontramos la posibilidad de sacar el dinero y no tener que avisar a la entidad financiera de los movimientos, además de poder asociar tarjetas de débito o crédito a ellas.
Un ejemplo de un depósito a vista son las cuentas corrientes o las cuentas de ahorro remuneradas.

  • El depósito a plazo 

Cuenta con unas condiciones diferentes, pues supone que el cliente mantenga durante un plazo determinado el dinero en la cuenta. En este caso el cliente sí recibirá intereses (estos dependerán según lo que se haya pactado al principio en el contrato). Los intereses se pueden ir recibiendo mensual, trimestral, anualmente o bien al finalizar el contrato con la retirada de la cantidad inicial aportada de capital.
A la hora de negociar el contrato, lo más importante a decidir son el TIN y el TAE y el tipo de interés, fijo o variable. Antes de tomar una decisión, se deben estudiar todas las opciones y escoger la que mejor convenga a corto y, sobre todo, a largo plazo.

Los depósitos son una buena opción para ahorrar, pues el retorno del capital está garantizado. Aunque la entidad financiera acabe en bancarrota, el dinero está protegido por el Fondo de Garantía de Depósitos, que asegura tanto a personas físicas como a empresas hasta 100.000€ por impositor.
Como último punto, recordaremos la importancia de estudiar bien la situación, sus necesidades y las condiciones. Aspectos como el tipo de interés, la renovación del contrato o la penalización en caso de retirada de dinero son puntos importantes con los que debe quedar satisfecho y de acuerdo antes de formalizar el acuerdo con la entidad financiera.
Desde ASUFIN queremos contribuir a tu educación financiera y ayudarte a tomar las mejores decisiones, por lo que, si este artículo te ha resultado útil, suscríbete para no perderte las últimas noticias sobre finanzas, consejos financieros y mucho más.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


Inicia tu Reclamación en 2 minutos

PPyPD. Registrándote en el formulario estás aceptando la política de privacidad de ASUFIN.

Artículos Relacionados 

¡Recibe nuestra newsletter gratis!

Todas las semanas en tu e-mail

PPyPD. Registrándote en el formulario estás aceptando la política de privacidad de ASUFIN.

¡Recibe nuestra newsletter gratis!

Todas las semanas en tu e-mail

PPyPD. Registrándote en el formulario estás aceptando la política de privacidad de ASUFIN.