CHIRINGUITOS FINANCIEROS: ASUFIN gana la primera demanda de los afectados de Q-Renta que exigen 2,5 millones

La asociación, que consigue con este primer éxito la devolución de 400.000 €, defiende a una treintena de pequeños inversores 

ASUFIN ha ganado la primera de la treintena de demandas interpuestas contra la firma de asesoramiento fraudulenta Q-Renta que suman 2,5 millones de euros. El juzgado 25 de Barcelona condena a los administradores de la sociedad a indemnizar a un matrimonio de jubilados con 387.069 euros, a lo que hay que sumar los intereses de demora.

Los magistrados han visto acreditado que la firma captaba patrimonio de los inversores, a los que supuestamente asesoraba de manera independiente, para luego destinarlo a empresas del Mercado Alternativo Bursátil (MAB) en las que sus gestores tenían intereses económicos. 

Una suerte de “trilerismo financiero”, como define Fernando Gavín, abogado colaborador de ASUFIN autor de la demanda, que en la sentencia queda explicado así: “QRenta, S.A. procedió a contratar diversos productos del MAB, de riesgo muy elevado y gran complejidad incurriendo además en una situación de conflicto de intereses al estar la sociedad demandada y sus empleados directamente relacionados con los productos comercializados”.

La operativa de QRenta “lesionaba de forma evidente los intereses de sus clientes al controlar la gran parte de la operativa de estos valores en el mercado”, por cuanto que, al margen del conflicto de intereses evidente, “mantenía de forma artificial la demanda, la oferta y la liquidez, haciendo creer a los clientes de QRenta que se podían deshacer de estas posiciones”. Estaban invirtiendo en un mercado sin prácticamente liquidez, demanda real ni alternativa cierta de recuperar sus inversiones.

“Este tipo de casos alerta de la facilidad con la que entramados financieros de tipo fraudulento pueden captar el patrimonio de pequeños inversores y escapar al radar de nuestros reguladores y supervisores del mercado. No podemos consentir que cuando las unidades de detección de fraude dan con el paradero de estos estafadores sea demasiado tarde para un buen número de inversores a los que no llegó ninguna señal preventiva de que iban a ser engañados”, declara Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN.

El despacho colaborador de ASUFIN en esta causa, Justicia y Derecho, trabaja sobre 35 expedientes de afectados por Q-Renta y ya ha presentado 19 demandas al concurso de acreedores en el que se encuentra la firma de inversión. Hay inversores que reclaman cantidades superiores a los 200.000 euros, otros muchos, en torno a 60.000 y 18.000 euros hasta sumar los 2.487.221 euros que exigen todos los afectados que defiende ASUFIN por esta causa.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte 
SOCIO

Artículos Relacionados