TARJETAS REVOLVING: ASUFIN colaborará con la Generalitat para atajar los perjuicios de las revolving

Una propuesta de resolución ante el Parlamento insta a estudiar las cláusulas abusivas y apoyar a los afectados en sus reclamaciones
ASUFIN tiene en marcha 5 demandas colectivas contra Carrefour, Bankinter, Wizink, Banco Santander y Caixabank; hoy comienza el juicio sobre esta última

El Grupo Parlamentario de Cataluña en Común Podemos ha presentado una propuesta de resolución sobre las tarjetas revolving que caso de ser aprobada insta de manera “inmediata” a la Agencia Catalana de Consumo de la Generalitat a “estudiar las cláusulas abusivas recogidas” en los contratos de las tarjetas revolving y dar “asesoramiento jurídico a los afectados de cara a reclamar el resarcimiento de sus derechos”.

La propuesta de resolución, que ha sido presentada por la portavoz del grupo parlamentario Susanna Segovia, y el diputado Lucas Silvano Ferro Solé, recoge asimismo que esta labor se hará “en coordinación” con ASUFIN en Cataluña “para obtener toda la información necesaria de los afectados por estas cláusulas abusivas en Cataluña”.

Razona que “las tarjetas revolving son tarjetas de crédito comercializadas por entidades financieras y bancarias que sólo tienen la opción de pago aplazado”. Las compras que se realizan con estas tarjetas llegan a alcanzar “intereses que según diversos estudios oscilan entre el 22% y el 29%”. Esto mantiene “a los clientes endeudados sin necesidad y sufriendo unos intereses que doblan los que el Banco de España fija como criterio”. 

Precisamente hoy da comienzo el juicio de otra de las demandas colectivas que ha presentado esta asociación contra las tarjetas Visa Classic, Go y Gold de CaixaBank en el Juzgado de lo Mercantil número 4 de Valencia.

ASUFIN defiende que estas tarjetas se convierten en una auténtica trampa de deuda para el consumidor por el mecanismo de amortización que contienen: combina el pago de cuotas mensuales muy reducidas, plazo indefinido y recapitalización de intereses. Y el problema reside en que esto no se explica al detalle en el momento de la contratación usando para ello, por ejemplo, un cuadro de amortización con escenarios de pagos a futuro o simulaciones que permitan comprender al consumidor cuánto le va a costar el préstamo.

Las revolving mueven 14.000 millones de euros al año, según el Banco de España, y Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN avisa de que “muchos afectados por la situación económica actual pueden verse tentados por estas tarjetas, fáciles de obtener pero que generan una espiral de deuda peligrosa y de la que es muy difícil salir”.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte 
SOCIO

Artículos Relacionados