Demanda colectiva de ASUFIN contra UCI para anular la HIPOTECA ASIMÉTRICA

ASUFIN demandará colectivamente a Unión de Créditos Inmobiliarios (UCI) por la comercialización de la “hipoteca asimétrica”. Este producto está causando un enorme perjuicio económico y personal a miles de familias españolas.

Para Patricia Suárez : “esta hipoteca es quizás una de las más nocivas, complejas e injustas que hemos visto en estos años. Además de la usura, tiene el IRPH. Pedimos a los hipotecados con UCI que revisen su hipoteca.”

UCI comenzó la comercialización de este tipo de hipoteca entre 2009 y 2012, años de fuerte crisis económica en los que conseguir un crédito hipotecario era muy difícil. En esos años se emitieron más de medio millón de hipotecas a través de agencias inmobiliarias.

Las agencias se ocupaban del papeleo, y el consumidor solo tenía contacto con UCI el día de la firma. Entonces se encontraba con decenas y decenas de folios que escondían el auténtico rostro de esta hipoteca.

Oscar Serrano, responsable de la dirección letrada, destaca la gravedad de que el sistema de amortización no venga definido en la cláusula

Ante la necesidad de adquirir su vivienda habitual, miles de jóvenes parejas y familias que querían cambiar de casa, optaron por este producto que se les presentó como atractivo y asequible. “Lo cierto, argumenta el abogado de la demanda colectiva, es que cuando finaliza el plazo los consumidores no pueden soportar las elevados cuotas finales y terminan entregando su vivienda al banco”.

 CARACTERÍSTICAS DE LA HIPOTECA ASIMÉTRICA

  1. Periodo inicial de pago

Durante los primeros 10 años (en algunos casos, 5) se establece una cuota fija muy baja, pero a un tipo de interés inusualmente alto. El importe de intereses, que no se cubre con la cuota, se suma al capital del préstamo. Por eso, aun cuando nos mantengamos al corriente de pago, nuestra deuda aumenta, generando nuevos intereses.

Demanda colectiva de ASUFIN contra UCI para anular la HIPOTECA ASIMÉTRICA

  1. Plazo total

Habitualmente estas hipotecas se firmaron a 30 años y se divide en cuatro tramos.

En los tres tramos iniciales el importe de la cuota se dedica íntegramente al pago de intereses. 

La cuota del último tramo puede llegar a 5.000 euros al mes, algo inasumible para un consumidor medio

En el cuarto tramo la cuota aumenta de un modo exponencial porque se dedica a amortizar todo el capital que no se ha amortizado durante los tres primeros.

Como consecuencia, en los últimos años de vida de la hipoteca, el importe de la cuota puede aumentar hasta hacer inasumible su pago por cualquier consumidor medio.

Aun así, UCI ofrece la posibilidad de acordar el pago de un importe fijo para la cuota de este último tramo, pero en este caso, la diferencia entre lo que debería ser abonado y el importe acordado, vuelve a sumarse al principal y a su vez genera nuevos intereses. “Un círculo verdaderamente infernal”, expone Oscar Serrano, dirección letrada en Colectivo Ronda.

  1. El consumidor desconoce cómo serán sus cuotas

El sistema de amortización no viene definido ni determinado, de modo que no es posible conocer de antemano el importe de las cuotas de la última fracción temporal, ni qué parte de éstas se destinan al pago de intereses y qué parte al pago de capital.

El usuario no sabe, cuando contrata, ni cómo, ni cuándo ni cuánto va a amortizar.

El consumidor no conoce en el momento de la contratación ni cómo, ni cuándo, ni cuánto va a amortizar. Un usuario sin específicos conocimientos financieros tiene el derecho a que se le explique con total transparencia las características del contrato que firma, y UCI no cumplió con estas obligaciones omitiendo información.

Algunas Audiencias Provinciales, como la de Zaragoza y Asturias, han condenado a UCI por saltarse las referidas reglas de transparencia informativa, obligándoles a reformular los préstamos y a para a los afectados las cantidades indebidamente abonadas.

Una consumidora contrató su hipoteca asimétrica por 376.000€ y dos años después debía 400.000

♦ UN EJEMPLO REAL

En el año 2011 una consumidora contrató con UCI un préstamo de 376.000 €. Se pactó un tipo de interés fijo por 10 años al 4% y una cuota inicial reducida. Los primeros dos años pagaba 289€ al mes. Solamente 2 años más tarde, en 2013 ya debía 400.000 €, 24.000 más que al contratarla.

Ante la imposibilidad de hacer frente a las nuevas cuotas que iban a entrar en vigor, vendió su vivienda en 2018  y canceló la hipoteca. El resultado es que tras pagar alrededor de 110.000 € en 7 años (una media de 1.300 € al mes), la cancelación fue de 385.000€, 9.000 € más de lo contratado.

Según los cálculos del perito colaborador de ASUFIN, Enrique Mestre, en el caso de la hipoteca del caso real que exponemos, de no haberse cancelado anticipadamente, el importe de las cuotas de los últimos 5 años ascendería a más de 5.000 € al mes.

“Este producto está diseñado para que no pueda ser pagado por el afectado”, concluye Osca Serrano.

Oscar Serrano, responsable de la dirección letrada de la demanda en Col·lectiu Ronda, concluye que “este producto financiero está diseñado para que no pueda ser pagado por el afectado, por lo que el banco termina quedándose con el dinero y con la vivienda”. Pero hay esperanza, “estamos a tiempo de revertir esta situación y reformular la hipoteca como un préstamo tradicional, porque cuando estas familias lleguen a los últimos años será imposible que paguen sus cuotas”.

Este tipo de hipotecas, además de comercializarse con jóvenes parejas, sirvieron también para las llamadas “hipotecas puente”. Cuando una familia quería mejorar sus condiciones o tenía necesidad de una vivienda más grande, la inmobiliaria le facilitaba la compra de la nueva mientras vendía la anterior, dejando sujetas ambas propiedades a la hipoteca asimétrica. “Los afectados, aclara Patricia Suárez, se cuentan por cientos de miles”.

Puedes unirte a la demanda colectiva contra UCI o, si tu hipoteca es especialmente compleja, optar por una demanda individual. Las Audiencias ya fallan a favor del consumidor.

♦  DEMANDA COLECTIVA ASUFIN VS UCI

ASUFIN prepara la demanda colectiva contra UCI, y demandas individuales, para reclamar los derechos de miles de consumidores y devolver la tranquilidad a sus vidas. Ahora que los tribunales están concienciados con el enorme perjuicio que las cláusulas abusivas han infringido a los ciudadanos, es el momento de que todos reclamen sus derechos.

Patricia Suárez reitera que “a las asociaciones de consumidores no nos gusta litigar. Lo que realmente querríamos es que los bancos entendieran que estos abusos deben revertirse. Desgraciadamente no nos dejan otro camino que los tribunales”.

Miles de familias que querían vender su vivienda para comprar una nueva optaron por esta hipoteca a  través de la llamada “hipoteca puente”. El banco, si no hacen frente a los pagos,  puede quedarse con ambas viviendas.

En ASUFIN llevamos casi una década luchando para erradicar estos abusos. Patricia Suárez pide responsabilidad a los bancos y a los notarios para acabar con esta hipoteca. “Los tribunales, añade, ya han dejado claro que cuando el banco tiene unas cláusulas opacas, sin  transparencia, que no permiten que el consumidor conozca los riesgos de los que está firmando, van a fallar contra el banco.”

La presidenta de ASUFIN reclama que en la Ley Hipotecaria se establezca claramente que las hipotecas se concedan a quienes puedan pagarlas. “Muchas veces los bancos dieron  más dinero del que podían devolver y han dejado atrapados en una red de araña a muchas familias. Si los créditos se dan con responsabilidad, la dación en pago tiene que estar en la Ley”.

Patricia Suárez anima a todos los que tienen contrato con UCI a que consulten si están siendo víctimas de este escandaloso abuso bancario

El mensaje que envía a los consumidores es claro: “Cuidado con todas las hipotecas que parecen tan favorables en los primeros años. Desde ASUFIN hacemos un llamamiento a todos los que tengan un crédito hipotecario con UCI para que nos consulten, porque hay muchas personas que no saben que tienen una hipoteca asimétrica

Ya puedes uniree a la demanda colectiva o, si tu hipoteca tiene una especial complejidad y unas características diferenciales, puedes iniciar un procedimiento individual para recuperar sus derechos.

Seguimos luchando para erradicar las cláusulas abusivas del mercado. queda mucho por hacer.