Iniciar Sesión

VALORES SANTANDER: La Audiencia de Tenerife devuelve 90.000 euros a dos socios de ASUFIN

La pareja, ambos médicos, había perdido en primera instancia al considerar la juez que tenían un perfil inversor adecuado y no hubo error en el consentimiento. La AP4 de Tenerife vapulea al juzgado de La Laguna y destaca la deficiente información dada por Banco Santander acerca de las características y riesgos del producto.

Los magistrados de la sala cuarta de la Audiencia Provincial de Tenerife han considerado que los Valores Santander son un producto de riesgo y que el banco debió informar de ello. Contradicen así a la jueza de primera instancia de San Cristóbal de la Laguna que desestimó la demanda por entender que los afectados sabían lo que contrataban.

La letrada colaboradora de ASUFIN, Ágora Rosales, presentó demanda contra Banco Santander en defensa de un matrimonio asociado que había invertido 90.000 euros en Valores Santander en el año 2007. La demanda solicitaba la nulidad del contrato suscrito por vicios del consentimiento y la devolución del importe contratado, con sus intereses legales.

La pareja, ambos médicos, contrató los Valores creyendo que era un fondo de inversión sin riesgo, pero la jueza de primera instancia falló que estuvieron bien informados.

La pareja contrató el producto en la creencia de que se trataba de un fondo de inversión sin riesgo. No les explicaron que se trataba de obligaciones necesariamente convertibles en acciones en 2012. Y fue en el momento del canje cuando se dieron cuenta de su error. Banco Santander, por su parte, negó todos estos puntos y se reafirmó en que su información fue adecuada al perfil de los contratantes.

La jueza del JPI6 de La Laguna dio por válido el testimonio de una empleada en activo de la sucursal bancaria y destacó que el producto, al ser denominado «amarillo», era apto para el perfil de la pareja. Valoró que ambos eran licenciados, que tenía un cierto volumen de disponibilidad económica y  que estaban acostumbrados a contratar productos financieros similares. Desestimó la demanda con imposición de costas.

Valores Santander estaba calificado como un producto «amarillo» cuando, al no garantizar la recuperación de lo invertido, debió llevar el distintivo «rojo».

Sin embargo, la AP4 de Tenerife le ha leído la cartilla a la jueza de instancia en varios puntos. Aunque el producto estaba calificado como amarillo, la realidad es que, debido a sus riesgos, debió llevar el distintivo rojo, ya que no garantizaba la recuperación del capital al vencimiento.

Los asociados de ASUFIN, pese a ser personas de alta formación académica, no poseen conocimientos financieros. Es cierto que tienen varios productos contratados, pero todos son de bajo riesgo y de los que garantizan la inversión al 100%. La sentencia deja claro que «ese panorama inverso refleja y es representativo del perfil moderado» de los clientes. Nada que ver, añade, con un producto volátil y de alto riesgo como el suscrito.

Audiencia Santa Cruz de Tenerife
Los magistrados de la Audiencia Provincial de Tenerife están con los consumidores

Los magistrados de la Audiencia han restado valor probatorio a la testigo, al ser empleada del banco. Por tanto, y en función de todas esas consideraciones, entienden que la deficiente información ofrecida por la entidad «fue idónea para crear una representación equivocada y errónea que vició el consentimiento».

La Audiencia Provincial número 4 sí ve error en el consentimiento al no acreditar el banco que informó adecuadamente de los riesgos de este producto.

Este error reúne la característica legal jurisprudencialmente requerida para anular el contrato, ya que el deber de información presupone la necesidad de que el cliente conozca los riesgos asociados a la contratación. Procede, por tanto, estimar el recurso de apelación y estimar en su integridad la demanda.

La Audiencia anula el contrato y condena al Banco Santander a devolver al asociado de ASUFIN la cantidad invertida, 90.000 euros, más los intereses legales desde que se contrató. Así mismo, deberá sumar todos los gastos y comisiones cobrados por efecto de dicha operación. La pareja devolverá las acciones obtenidas en el canje, más las recibidas en concepto de dividendos, más los intereses liquidados.

El contrato es anulado y Banco Santander es condenado a devolver los 90.000 euros invertidos, más los intereses.

Felicitamos a los dos asociados de ASUFIN por este éxito y a nuestra abogada colaboradora, Ágora Rosales, por su excelente defensa de los derechos de los consumidores. Recordamos a todos los afectados por Valores Santander que los tribunales están fallando a su favor y recomendamos que, si quieren iniciar un procedimiento, lo hagan con abogados solventes y comprometidos.


Dirección Letrada: Ágora Rosales Merenciano
Banco: Banco Santander
Producto: Valores
Perfil: Minorista/socio de ASUFIN
Pdf: Descargar sentencia estimatoria AP4 Tenerife

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas