La ciudadanía europea cuestiona la velocidad de la transición ecológica

La encuesta muestra la preocupación de la ciudadanía por la velocidad de la transición ecológica

El último Eurobarómetro especial sobre aspectos de cambio climático muestra la preocupación de la ciudadanía europea en relación con el cambio climático y sus consecuencias, pero también deja ver su opinión acerca de las medidas institucionales para afrontarlas. 

«Los resultados de esta encuesta son un poderoso recordatorio de que el apoyo popular para avanzar con el Pacto Verde Europeo sigue siendo tan alto como siempre». A pesar de esta lectura de los resultados del vicepresidente ejecutivo del Pacto Verde Europeo, Frans Timmermans, queremos centrarnos en la forma en que se están desarrollando esas acciones en el marco del Pacto Verde y que la ciudadanía también ha valorado. 

Algunos datos que llaman la atención en este sentido:

  • el 58% de la población piensa que la transición a una economía verde debería acelerarse;
  • más de un 70% el coste de los daños causados por el cambio climático es mucho mayor que la inversión necesaria para una transición ecológica
  • más de un tercio de los europeos se sienten personalmente expuestos a riesgos y amenazas medioambientales y relacionados con el clima

Riesgos y oportunidades

Aunque centramos la atención en los datos que muestran la preocupación por los riesgos del cambio climático, sus consecuencias y la transición energética, la encuesta muestra también que la ciudadanía ha identificado que los cambios, además de ser necesarios, pueden generar oportunidades. Más de tres cuartas partes de los encuestados consideran que la transición verde trae consigo una innovación para las empresas que redunda en su competitividad y crecimiento. 

El valor de este dato general junto con la identificación de aumentar la velocidad de la transición ecológica debe ser entendido por parte de las instituciones como un impulso de la ciudadanía para la adopción de medidas y un marco regulatorio firme y valiente que permita cumplir los objetivos marcados. En definitiva, el apoyo al Pacto Verde es alto, como indica Timmersmans, pero solo dotando de contenidos y recursos estas medidas se lograrán los objetivos. 

Y un ejemplo a partir de un dato más concreto: un 78 % está de acuerdo en que se debe destinar más apoyo financiero público a la transición hacia las energías limpias , aunque eso signifique reducir los subsidios a los combustibles fósiles

¿Quién tiene la responsabilidad de actuar?

La ciudadanía lo tiene claro: son los gobiernos nacionales y comunitario quienes deben impulsar y liderar la transición energética y la lucha contra el cambio climático. Aquí, de nuevo, la valoración general es que son necesarios mayores esfuerzos (un 67% considera que sus gobiernos nacionales no hacen suficiente). 

Es cierto que el potencial éxito del Pacto Verde Europeo es la implicación de todos los actores públicos y privados y a todos los niveles, lo que incluye, también, a la ciudadanía, sobre todo en calidad de consumidores por la capacidad de acción y decisión que implica esta faceta de nuestras vidas. Sin embargo, la responsabilidad mayor recae en las instituciones que tienen la capacidad de decidir y forzar un verdadero cambio. 

Desde ASUFIN, como parte de la sociedad civil, seguiremos contribuyendo para forzar el mejor y más justo reparto de las responsabilidades, reclamando a las Administraciones Públicas medidas, compromisos y regulación; a las empresas  mejores compromisos y denunciando los abusos y malas prácticas; y hacia a la ciudadanía, procurando información y contenidos para incrementar su capacidad decisión y actuación.