TAXONOMÍA VERDE: Europa debe penalizar la financiación contaminante

Medio centenar de organizaciones financieras y medioambientales de toda la UE, entre ellas ASUFIN, exigen a la Comisión que la estrategia de transición verde sea “vinculante”

Los bancos europeos han aportado 760.000 millones de dólares a la industria de los combustibles fósiles desde 2016, denuncian en la carta

Un total de 52 organizaciones financieras y medioambientales de toda Europa han hecho llegar una carta a la comisaria de la UE servicios financieros, estabilidad financiera y de la unión de mercados de capitales, Mariead McGuinness, en la que exigen que la próxima Estrategia de Financiación Sostenible conlleve compromisos claros para acelerar la transición verde, como la “imposición de requisitos de capital más estrictos para las instituciones financieras, a fin de penalizar la financiación de actividades contaminantes”.  

“Somos conscientes de que poderosos intereses financieros y del sector de los combustibles fósiles están ejerciendo presión contra ese cambio de la taxonomía de la UE”, advierten en la misiva, pero “el tiempo se está acabando”. Cinco años después del histórico acuerdo de París, “poco ha cambiado con respecto al capital que va a parar a proyectos que agravan el cambio climático”.

Esta iniciativa liderada por Change Finance, y que ha suscrito ASUFIN en nuestro país, advierte de que el enfoque “es insuficiente” y se limita  a fomentar la inversión verde “a través de una taxonomía no vinculante”. Pese a que la UE ha decidido destinar el 30% de su gasto a lograr la neutralidad climática y verde para 2050, “los actores financieros europeos aún asignan cantidades masivas de préstamos e inversiones nuevos proyectos de combustibles fósiles”.

Los bancos europeos, revela la misiva, han aportado 760.000 millones de dólares a la industria de los combustibles fósiles desde 2016; cifras que van en aumento. De seguir así, la inversión privada nos estará llevando a un calentamiento global muy por encima de los 1,5°C, objetivo climático básico que se pretende atacar.

Estas exigencias van en línea con lo que piden las autoridades financieras, Banco Central Europeo (BCE) y Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés), a la Comisión Europea: que proponga una taxonomía de las actividades perjudiciales para el medio ambiente. Y recuerdan que el reglamento de la UE sobre taxonomía “no incluye todavía actividades incompatibles con los objetivos climáticos”.

Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, señala que “sólo identificando claramente las Brown finance frente las Green finance avanzaremos en los objetivos deseados, para lo que deben comprometerse todas las entidades financieras, gestores de fondos y firmas de inversión en general”. Añade que “sólo esa apuesta decidida de los actores financieros terminará por convencer al consumidor, primera palanca para esa transformación del paradigma que Europa persigue”.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte 
SOCIO

Artículos Relacionados