Iniciar Sesión

"Iremos a los bancos como si fuésemos a la farmacia, con receta de un especialista"

Expertos en Derecho y Economía se reunieron en el seminario ‘Productos complejos: Problemas de su comercialización a clientes minoristas’ organizado por ASUAPEDEFIN y APYMIFID en el Colegio de Abogados de Madrid. Concluyeron que el principal problema de los bancos a la hora de vender estos productos de gran complejidad técnica es el poco asesoramiento que dan a los clientes minoristas.

Fernando Zunzunegui opina que “al final se va a tener que acudir a los bancos como el que va a comprar un medicamento con receta a la farmacia”. Para el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid no hay que prohibir la comercialización de estos productos complejos, sino que hay que mejorar el asesoramiento y la información que dan las entidades bancarias. “El banco no debería vender un producto a un cliente que no va asesorado”.  Con ello se logrará recuperar la transparencia bancaria ya que jamás “se convertirá a un cliente minorista en un experto financiero”.

Y es que, como afirma Ramón Zárate, fundador de la empresa de asesoramiento financiero Zárate (EAFI 75),  además de ser la mayoría desconocedora del funcionamiento de los productos bancarios, casi el 80% de la sociedad española tiene un perfil de inversión muy conservador o conservador. Estos sólo aceptan invertir en productos cuyo riesgo es del 3 al 4%. Para Zárate, los bancos tienen que utilizar los test MIFID y de idoneidad para conocer el perfil de riesgo de cada cliente. “Asesoramiento implica recomendaciones y conocimientos del cliente”. Hace hincapié en diferenciar entre EAFIS y los agentes comerciales, ya que los primeros intentan evitar la comercialización de los productos tóxicos a clientes; mientras que los segundos trabajan para la banca de quien cobran comisiones por la venta de productos complejos.

En la jurisprudencia sobre productos estructurados entra en juego si es más importante la falta de test de conveniencia o si no ha habido asesoramiento, según Carlos Lete, Doctor en Derecho. Los bonos estructurados responden a la mezcla de conceptos distintos, lo que los convierte en “papel comercial”. Para el abogado David Mayo, “el banco actúa de forma cínica ya que es la parte fuerte”. Además en la venta de productos estructurados, en los que la entidad bancaria ofrecía bonos de bancos islandeses, el cliente cree que el emisor del producto es el mismo que el garante. Algo que según una sentencia de la Audiencia Provincial de Asturias, el banco no puede hacer.

En cuanto a las participaciones preferentes, la profesora de Derechos Mercantil de la Universidad de Valencia, Lourdes Ferrando considera que son una burbuja de valor y lo que constituye el problema de las mismas es la falta de transparencia. Las preferentes son perpetuas ya que no tienen un plazo de vencimiento y no otorga a los clientes derechos políticos, así como tampoco a que le puedan recomprar el producto. Esto sólo lo puede decidir la entidad financiera.

Para Patricia Gabeiras, el problema de las hipotecas multidivisas es que los bancos no informan sobre el cambio del índice de referencia al LIBOR ni de que se liga la hipoteca a otras divisas extranjeras. Además, los bancos tienen que ofrecer las previsiones del LIBOR así como las de las monedas a las que puede ligar el producto. Estas ocultaciones tienen consecuencias negativas para el patrimonio de los clientes y los bancos, ya que éstos no pueden llegar a controlar la evolución de estos productos y les perjudica a su solvencia. Además, para Gabeiras no se sabe bien “dónde ubicar estos productos porque tienen riesgos y derivados más cercanos a los instrumentos financieros que a bancarios”.

Por último, María José Lunas explicó la diferencia entre dación en pago y para pago. La primera sirve para saldar la deuda con la entidad bancaria; mientras que en la segunda el banco subasta los bienes del cliente para que con el dinero recaudado pueda saldar el endeudamiento que tiene contraído con la entidad financiera.

La Presidenta de la Asuapedefin y Apymifid, Patricia Suárez, agradeció al Colegio de Abogados de Madrid su colaboración para realizar este seminario y emplazó a los presentes a asistir a los próximos seminarios que tendrán lugar en Barcelona y Valencia. Además se hizo mención especial a D.  Nicolás Pérez-Serrano que no pudo asistir pero sin su ayuda este seminario no hubiese sido posible.

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas