EURO DIGITAL: ASUFIN se integra en la DEA para contribuir a la creación de una moneda alineada con los derechos de los consumidores

Desde ASUFIN defendemos un euro digital que no sustituya a la alternativa en efectivo y que garantice la accesibilidad, privacidad y seguridad

ASUFIN se integra en la Digital Euro Association (DEA), la asociación internacional que monitoriza el ecosistema de monedas digitales, stablecoins y criptoactivos y que centra sus trabajos en el futuro euro digital. Su papel será contribuir a que la futura moneda europea esté alineada con los derechos de los consumidores y aportar la perspectiva de la sociedad civil en el proceso.

La DEA es una plataforma independiente de expertos en tecnología y economistas que quieren contribuir al discurso público sobre el dinero digital, de la que forma parte el exgobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez y el Doctor en Derecho Mercantil de la UCM y experto en criptoactivos, Alfredo Muñoz. ASUFIN inaugura, con su presencia, el grupo institucional de organizaciones de la sociedad civil que complementarán la perspectiva que ofrecen los expertos.

Esta asociación ya tuvo ocasión de trasladar en enero de este año, al Banco Central Europeo, en una consulta sobre el euro digital, que éste no puede convertirse en una inversión, sino en un medio de pago, tal y como es ahora mismo el dinero en efectivo. De esta forma, se consigue mantener en circulación tanto los euros analógicos como los digitales.

El euro digital tampoco puede convertirse en una alternativa al efectivo y en ningún caso un sustituto, según ASUFIN, lo que va en línea del propio posicionamiento del regulador europeo. Las prioridades a la hora de diseñar la moneda digital han de pasar por la accesibilidad, la privacidad y la seguridad, seguidos de la inmediatez de las operaciones y las facilidades de uso.

Además, para ASUFIN es importante que el BCE sea el único capaz de emitir y/o destruir euros digitales para evitar que ningún intermediario pueda poner en riesgo la estabilidad de la moneda.

Todo ello, sin olvidar el riesgo de la exclusión financiera. En palabras de Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN: “Si bien España es un país altamente bancarizado, la introducción de la moneda digital no puede ahondar en la exclusión financiera, es decir, debe ser de fácil acceso y no puede suponer la obligación de tener una cuenta bancaria. Es por ello que, a pesar que el BCE ha manifestado que no tiene capacidad para gestionar millones de cuentas bancarias de los ciudadanos europeos, en ASUFIN apoyamos la idea de que los ciudadanos puedan tener una cuenta directamente en el BCE, sin intermediarios”.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.

Hazte 
SOCIO

Artículos Relacionados