EDUCACIÓN FINANCIERA: ASUFIN valora positivamente las iniciativas públicas

La pretensión del Gobierno de aumentar la presencia de la Educación Financiera en los currículos de los escolares y la guía elaborada por la CNMC son pasos en la buena dirección, pero es necesario avanzar en los derechos del consumidor y en establecer sanciones a las empresas infractoras 

Las administraciones públicas y el resto de organismos e instituciones tienen que trabajar más por el consumidor en un momento de especial gravedad para las economías domésticas

El momento lo requiere. La CNMC acaba de publicar una guía para incrementar el conocimiento de la competencia entre los consumidores y el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital, junto con el BdE y la CNMV, anuncian que trasladarán al Ministerio de Educación la necesidad de incrementar la presencia de la Educación Financiera en los currículos escolares del curso que viene. Ambas iniciativas van en la buena dirección, en opinión de ASUFIN, pero en estos momentos es especialmente importante facilitar que el consumidor conozca y ejerza sus derechos y obligar a las empresas a cumplir su responsabilidad recurriendo, si es preciso, a la vía de las sanciones.

En palabras de Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN: “La educación financiera ayuda, porque permite comprender mejor los productos y servicios, pero se debe acompañar de educación en derechos del consumidor, porque un derecho que no se ejerce no existe”. Asimismo, recuerda que “la protección al consumidor debe ir acompañada de un régimen sancionador así como de un sistema de reclamaciones eficiente que disuada a las grandes corporaciones de incluir cláusulas abusivas en sus contratos”.

ASUFIN también valora que se focalicen los esfuerzos en la población joven y tiene especial relevancia el anuncio del Ministerio de Asuntos Económicos pero también el esfuerzo que ha hecho la CNMC por acercarse a este público. En concreto, su Guía sobre los beneficios de la competencia para los consumidores viene acompañada de vídeos e infografías en YouTube y la propia web del organismo para acercar estos conceptos a jóvenes estudiantes y docentes.

Una buena educación financiera ayuda a ser capaz de identificar los riesgos y beneficios entre diferentes alternativas. Un consumidor informado y responsable tendrá siempre más capacidad de negociación y podrá exigir productos o servicios ajustados a su necesidad favoreciendo de esta forma la competencia en el sector financiero.

Consideramos importante que los jóvenes reconozcan la importancia de tomar decisiones financieras en base a un análisis de sus metas personales y financieras y estén preparados para el futuro próximo.

Comparte

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on telegram
Telegram
Share on whatsapp
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte 
SOCIO

Artículos Relacionados