Iniciar Sesión

Asuapedefin consigue la cuarta sentencia de nulidad parcial de una Hipoteca Multidivisa

Hoy es un gran día para nuestra Asociación, una de las parejas más queridas por nosotros, Carola y Alberto, afectados por una hipoteca multidivisa de Bankinter, han recibido la sentencia del Juzgado de Primera Instancia nr. 26 que declara la nulidad parcial de su hipoteca obligando a la entidad a calcular la deuda en euros aplicando Euribor + 0,40 tal y como venía estipulado en la propia escritura.

 

LA SENTENCIA

Se trata de la cuarta sentencia que declara la nulidad parcial de una hipoteca multidivisa conseguida por el equipo jurídico de Asuapedefin, liderado por la letrada Patricia Gabeiras (@pgabeiras)B Popular 9/12/13 JM4 Barcelona [FIRME], Barclays 12/5/14 JPI 84 Madrid y Barclays 27/05/14 JPI 84 Madrid [FIRME]-.

En la sentencia se indica en primer lugar que la hipoteca multidivisa es «un producto que por sus características exige de una adecuada explicación de su funcionamiento sobre todo cuando se pretende comercializar a unos clientes minoristas, como es el caso… ya que el mayor riesgo de este producto es el derivado de las fluctuaciones de la divisa elegida que pueden dar lugar a incrementos de capital prestado

Así mismo, considera  acreditado tanto de la prueba documental como de la testifical que «nunca le explicaron que al estar referenciada en Yenes el nominal del préstamo pudiera verse incrementado… o que pese a las amortizaciones realizadas la deuda en vez de bajar, subiera«. Así mismo considera que los clientes desplegaron la diligencia necesaria para informarse del producto en tanto que «preguntó por los riesgos» del mismo «sin que conste acreditado que se le diera información sobre los efectos que ello tenía en el capital prestado«.

La jueza señala además que la iniciativa de la contratación partió del banco que además les prometió un asesor personal «que velaría por sus intereses informándola y aconsejándola de manera que pudiera salir de dicha divisa si se veía muy comprometida financieramente. Y, tal asesoramiento personalizado jamás existió.» Sin embargo, de la testifical del asesor personal de Bankinter quedó demostrado que «se limitaba a atender a los clientes que llamaban preocupados por las fluctuaciones del yen, a los que no asesoreba sobre lo que debían hacer limitándose a explicarles que no se podían hacer previsiones…«. Así la juez concluye que «quedó claro que no era un auténtico asesor, no llamaba a los clientes, ni se preocupaba por la situación del préstamo, sino que respondía a las llamadas de los clientes a los que informaba del estado de las cosas e intentaba tranquilizarlos«.

Por todo ello «queda claro que la información verbal y escrita que se suministró a los demandantes fue parcial, engañosa e insuficiente para que conocieran los riesgos que implicaba referenciar el préstamo en divisas. Pues ni siquiera se le entregó folleto o documentación necesaria para que llegara a conocerlos«. Así mismo considera que de la lectura de la escritura » podemos observar que su comprensión es harto dificultosa, hasta para un ciudadano medio» pues «no está redactado de manera que el prestatario sepa cuál es el importe nominal del préstamo concedido, si lo recibe en euros o en Yenes y cuál es el efecto para su préstamo«…. «por lo que el consumidor puede hacerse la representación mental de que el préstamo concedido es de 168.000 euros y que ese es el nominal que tendrá que devolver por más que se referencien en Yenes o se ‘formalice’ en yenes, pues lo que recibieron en cuenta bancaria fueron 168.000 euros«.

En cuanto a la cláusula en la que se pacta la opción de cambio de moneda «podemos decir, sin ningún pudor, que su lectura resulta complicada para cualquier ciudadano, salvo que sea una persona avezada en temas económicos o financieros«. A todos los riesgos hay que sumar también una «dificultad añadida: las cuotas de amortización, el tipo de interés se determinan cada mes, lo que obliga a estar permanentemente pendientes, durante los veinticuatro años de vida del préstamo, de una información dificilmente accesible» sin que todo ello fuera debidamente explicado a la demandante ni pudieran ser «aprehendidos por ella con la simple lectura de las cláusulas contractuales relativas a la opción multidivisa, por su dificultad de comprensión solo asequible a personas con conocimientos financieros elevados.»

Por todo ello la sentencia declara la nulidad parcial  del préstamo, lo que conlleva que la cantidad adeudada por los demandantes es el saldo vivo de la hipoteca referenciado a euros resultante de disminuir al importe prestado la cantidad amortizada hasta la fecha en concepto de principal e intereses y que el contrato debe subsistir sin los contenidos declarados nulos, entendiendo que el préstamo lo fue de 168.000 euros y que las amortizaciones deben realizarse también en euros, utilizando como tipo de interés la misma referencia fijada en la cláusula 3ªB de la escritura (EURIBOR a un mes + diferencial de 0,40) y a las costas procesales.

Dirección letrada: Patricia Gabeiras Vázquez
Banco: Bankinter, S.A.
Producto: Hipoteca Multidivisa
Perfil: particular (socios Asuapedefin)
PDF
: S_141020_BANKINTER_JPI26_MADRID_ASUAPEDEFIN_HMD_NULIDAD_PARCIAL_SIN.pdf

[divider]

LA DEFENSA DE LOS AFECTADOS POR HIPOTECAS MULTIDIVISA

La pesadilla de Carola y Alberto comenzó cuando un asesor financiero les aconsejó una hipoteca multidivisa que les permitiese comprar una nueva casa mientras conseguían vender la que tenían. Les convencieron de que este tipo de hipoteca era un «chollo» porque en lugar de pagar 800 euros al mes de cuota, podrían pagar 600 euros. Sin embargo, ni el asesor financiero ni el director del banco, le explicaron que se expondrían al riesgo de divisa, o lo que es lo mismo, que los 168.000 euros que solicitaron podían incrementarse si el euro se depreciaba frente al yen. Así, en el momento de presentar la demanda debían más de 220.000 euros, es decir, un 33% más de lo que solicitaron en su día.

Como la mayoría de los clientes bancarios, acudieron a la entidad en reiteradas ocasiones buscando una solución al problema, sin embargo, sus quejas cayeron en saco roto razón por la cual comenzaron a buscar ayuda que encontraron gracias a las redes sociales en otros afectados como ellos. Fundaron la Plataforma 26E para unirse, canalizar el problema y difundirlo. Posteriormente contactaron con nuestra asociación y comenzaron a comprender lo que habían contratado gracias a las explicaciones de Patricia Gabeiras, abogada y experta en dercho bancario y financiero. De aquella primera reunión nació una colaboración entre la plataforma y Asuapedefin que poco a poco va dando sus frutos.

Carola y Alberto explicaron su problema y el de cientos de ciudadanos afectados por este tipo de hipoteca en Telemadrid y también participaron en el documental dirigido por Javier Gascón «MANOS ARRIBA, ESTO ES UN CONTRATO».

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas