El Juzgado de Primera Instancia número 4 de Valladolid ha condenado a Banco Santander por una permuta comercializada a una pyme. El juez ha declarado que existió error y vicio en el consentimiento.

En el año 2006, el cliente contrató un préstamo hipotecario y con él una permuta financiera de tipos de interés con la que le aseguraron que se impediría los perjuicios ante la eventual subida de los tipos de interés.

Un año más tarde se anuló y se firmó otro para intentar paliar los daños causados por el anterior debido a la bajada de los tipos. Y ya en 2009, se volvió a ejercer una nueva cancelación con la misma intención. Todo ello sin que en ningún momento se informara sobre los costes de cancelación y los riesgos asumidos en cada permuta.

Faltando a la Ley Nacional del Mercado de Valores, la entidad no posee ningún documento que acredite que se analizó y explicó con detalle las características del producto. Algo que invalida la declaración de uno de los empleados, el cual afirma que si se realizo una exposición en detalle.

El juez ha destacado el importante desequilibrio entre las partes. El banco podía sustituir unilateralmente el producto y sustituirlo por otro sin contar con la voluntad del cliente. Además, el producto apenas ejercía su función de cobertura, ya que solo protegía ante una pequeña subid de tipos y no lo hacía en absoluto ante una bajada.

Por último, la Audiencia Provincial número 2 de Córdoba ha confirmado la anulación de una permuta financiera contratada por una empresa. La sentencia, como en otras ocasiones, alega a la falta de transparencia e información hacia el cliente para estimar la nulidad.


Dirección Letrada: José Luís Fernández De Lamadrid
Banco: Banco Santander
Producto: Swap
Perfil: PYME
PDF:S_120919_BSANTANDER_JPI4_VALLADOLID_PYME_SIN.pdf


Dirección Letrada: Javier de la Torre Aguilar
Banco: Banco Santander
Producto: Swap
Perfil: PYME
PDF:S_120719_SANTANDER_AP_CORDOBA_CONFIRMA_120301_JPI7_CORDOBA_PYME_SL_SIN.pdf

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Un comentario

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Artículos Relacionados 

Frente al Greenwashing: mejor regulación y más supervisión

La proliferación de prácticas de Greenwashing demuestra que cuando la norma es infringida de manera generalizada, el problema es la norma y esta debe ser modificada para incorporar conceptos concretos y estandarizables que permitan identificar, de manera clara y confiable, cuándo estamos ante un producto sostenible.

¡Recibe nuestra newsletter gratis!

Recibe en tu e-mail todas las semanas las últimas noticias sobre IRPH, revolving, cláusulas abusivas, estafas… ¡Y mucho más!
PPyPD. Registrándote en el formulario estás aceptando la política de privacidad de ASUFIN.