Iniciar Sesión

Banco Popular tendrá que devolver 82.070 euros a una pyme

El Juzgado de Primera Instancia número 7 de Terrassa ha declarado la nulidad de un contrato de permuta financiera de tipos de interés que Banco Popular le vendió a una pequeña empresa.

Los administradores acudieron al banco para contratar un leasing inmobiliario y el director de la sucursal les ofreció “un seguro” que les protegería frente a la subida del Euribor. Les explicó que afectaría a un incremento en el pago del leasing, siendo además su suscripción obligatoria para poder suscribir a su vez el leasing financiero y les aseguró que se podría cancelar en cualquier momento y que el coste sería mínimo.

El resultado fue que desde la contratación del swap, las liquidaciones que registraron los empresarios fueron todas negativas, ascendiendo a 82.070 euros. La magistrada del caso considera que existió vicio y error en el consentimiento debido a la falta de información que el banco proporcionó a su cliente, incumpliendo asimismo su deber de información, transparencia y diligencia profesional que exige la Ley del Mercado de Valores.

La sentencia se resume a la perfección en una frase que citamos: “El derecho a la información en el sistema bancario y la tutela de la transparencia bancaria es básica para el funcionamiento del mercado de servicios bancarios y su finalidad tanto es lograr la eficiencia del sistema bancario como tutelar a los sujetos que intervienen en él (el cliente bancario), principalmente, a través tanto de la información precontractual, en la fase previa a la conclusión del contrato, como en la fase contractual, mediante la documentación contractual exigible”.
Por otra parte, cabe mencionar también que el swap en cuestión se firmó en octubre de 2008, y el director reconoció que a partir de la caída de LEHMAN BROTHERS en septiembre de 2008, bajarían los tipos pero no facilitó información a su cliente sobre los costes que podía suponer cancelar el producto si se producían liquidaciones negativas. Además el desequilibrio contractual entre las partes resulta también obvio: “es evidente que las partes no actúan en igualdad de condiciones, al no resultar limitadas las liquidaciones negativas que pudieran afectar al cliente bancario”

Y Por otro lado, también señala la sentencia,que lo cierto es que si el contrato se trataba realmente de “cobertura” como aseguraba el banco , y  no de seguro, resulta llamativo que su duración se predeterminara para 4 años, cuando el que se pretendía cubrir finalizaba en el año 2028. Lo que está claro es que solo perjudicaba al cliente y beneficiaba al banco que “hacía su propio negocio”.

El contrato (IRS) bonificado, de un valor nominal 1.250.000 euros, ha sido anulado por el Juzgado y ahora Banco Popular tendrá que devolver 82.070 euros más las cantidades que sigan devengando.

Y más buenas noticias en Cataluña. La Audiencia Provincial de Barcelona, la Sección 11ª ha declarado la nulidad de un contrato de permuta financiera que Caixa Penedés (ahora UNNIM) le vendió a una pyme. La nueva sentencia revoca lo dictado por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 5 de El Prat de Llobregat y le quita la razón a la entidad bancaria.

Además, en Girona la Sección Primera de la Audiencia Provincial ha revocado también una sentencia que dictó el Juzgado de Primera Instancia número 3 de la misma ciudad, y ha declarado nulo un swap que el Banco Santander le vendió a otra pequeña sociedad mercantil.


Dirección Letrada: Arcadi Sala-Planell
Perito: David Garcia Muntané
Banco: Banco Popular
Producto: IRS bonificado
Perfil: Pyme
PDF: S_111223_BPOPULAR_JPI7_TERRASSA_PYME_SIN.pdf


OTRAS SENTENCIAS:

– S_120130_UNNIM_AP11_BARCELONA_REVOCA_100920_JPIeI5_EL_PRAT_LLOBREGAT_PYME.PDF

–  S_120116_SANTANDER_AP1_GERONA_REVOCA_110513_JPI3_GERONA_SA.PDF

Comparte

Facebook
Twitter
LinkedIn
Telegram
WhatsApp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Hazte
SOCIO

Artículos Relacionados 

En ASUFIN te ayudamos
a liberarte de tus deudas