Marcelino Tamargo

“Si el cliente hubiese leído el contrato al detalle, tampoco lo habría entendido”

Para la magistrada no es condenable que el cliente se leyese por encima el contrato que le entregó Caja Rural, pues habría que tener un alto nivel financiero para entenderlo. El cliente creía que la caja le estaba vendiendo un seguro. Esta es la segunda contra la Caja Rural de Soria y décimotercera contra el Banco Cooperativo.