Ivan Sanchez-Monge | Chiclana (Cádiz)

Ivan Sánchez-Monge | Chiclana (Cádiz)

Nº Socio: 2062

Importe recuperado: 60.000 €

Hipoteca Multidivisa


Quiero empezar mi testimonio agradeciendo a todo el equipo jurídico de ASUFIN la gran labor realizada sin la cual este éxito no hubiese sido posible.

Mi calvario comenzó allá por el año 2008 cuando los bancos, aprovechando el boom inmobiliario, inundaban el mercado con productos atractivos para el consumidor pero altamente tóxicos escondiendo detrás de su «atractivo envoltorio» una trampa perversa urdida por el sistema bancario que iba con el tiempo a sumir a muchas familias en la miseria. En mi caso buscando mejorar las condiciones de una hipoteca ya de por sí abusiva encontré un producto bancario novedoso y completamente desconocido en aquel entonces; la hipoteca Multidivisa

En palabras de la directora de la sucursal de Bankinter de la localidad donde residía era algo que solo ofrecían a personas escogidas y como si de un cliente privilegiado se tratase comenzó a relatarme la suerte de milagros que aquél producto ofrecía ya que era capaz de reducir la hipoteca en un 50% y sin ningún riesgo para el cliente ya que uno siempre podría refugiarse en «valores seguros» como el euro, el yen ó el dólar. Así pues, si la cosa empeoraba en alguna divisa pues me pasaba a otra y arreglado

«Me hicieron entender que si no lo contrataba perdería una gran oportunidad»

Con esta breve pero contundente explicación me dejó entrever que si no contrataba la hipoteca multidivisa perdería la oportunidad de mi vida y que al ser pocos los escogidos podría encontrarme que ya no podría contratarla si dejaba esperar más tiempo. En ese momento no sabía bien que lo que me acababan de ofrecer era entrar en el más absoluto y despiadado mundo de la especulación financiera utilizando para ello mi préstamo hipotecario, pero claro el banco no lo explicó con estas palabras sino que me hizo entender con las suyas que si no lo contrataba perdería una gran oportunidad de ahorro y de enormes mejoras y beneficios económicos en mi préstamo hipotecario.

Pongo el símil, valga como ejemplo, de un enfermo incurable que confiando en su profesionalidad, acude a la consulta de un médico a buscar un tratamiento, que le permita mejorar. El médico con total seguridad le contesta que puede tomarse unas píldoras que son el mejor tratamiento que podrá encontrar a sus dolencias y que con total seguridad no solo le permitirán mejorar sino que aumentarán en un 90% sus posibilidades de supervivencia. Al poco tiempo el paciente fallece. ¿Qué conclusión debemos sacar?