COVID-19: Así es comprar en rebajas tras la pandemia

Las grandes cadenas rompen con la tradición y adelantan la época de descuentos

Importante mantener las precauciones: mascarilla y lavado de manos

Tras más de dos meses cerradas por la pandemia por la COVID-19, muchas tiendas han aprovechado la nueva normalidad para dar comienzo a las rebajas de verano antes de lo que es habitual. Las principales compañías del sector textil ya han dado el pistoletazo de salida a la época de descuentos.

Este año no vamos a ver aglomeraciones de gente intentando comprar en las rebajas, aunque sí se prevén largas colas para entrar dentro de los establecimientos, que tienen límite de aforo. Desde ASUFIN te damos claves y consejos para comprar en las rebajas.

Compras por Internet

La pandemia por la COVID-19 ha dado un buen empujón al comercio online. La imposibilidad de acudir a tiendas físicas ha obligado a una parte importante de la sociedad a sumarse al comercio electrónico. Aunque las tiendas han tenido las persianas bajadas durante dos meses, las adquisiciones online no han parado durante la cuarentena.

El miedo al virus, la imposibilidad de probarte prendas en muchos establecimientos, no querer hacer colas para entrar a las tiendas o la comodidad son algunos de los motivos por los que las personas optan en esta nueva normalidad por comprar desde el ordenador o desde su dispositivo móvil.

Tasa COVID

Este periodo de rebajas también coincide con la polémica que ha generado la que ya se conoce como tasa Covid. Desde el Ministerio de Consumo se detectó que muchos establecimientos estaban cargando en los tickets de compra un importe adicional en base a “medidas de higiene” para preservar las medidas sanitarias.

El departamento recuerda que éstas “no son de cumplimiento potestativo», sino «de obligado cumplimiento”, es decir, que no pueden considerarse “servicios accesorios opcionales sobre los que el consumidor o usuario tenga capacidad de aceptación o rechazo, sino que son los inherentes según la normativa vigente”.

Por tanto, esta tasa podría considerarse “una cláusula abusiva”, al imponer al consumidor un servicio no solicitado “y no susceptible de aceptación o rechazo” y podría conllevar sanciones.

Dar salida al stock acumulado

Uno de los principales problemas con los que se han encontrado los comerciantes es la manera de dar salida al stock que han acumulado durante el periodo de confinamiento. Secciones outlet o precios rebajados son algunas de las opciones que han elegido y de las que los consumidores nos podemos beneficiar.

Precaución: mascarilla y lavado de manos

Aunque hayamos entrado en la nueva normalidad, el coronavirus no ha desaparecido. Tenemos que ser conscientes y tomar todas las precauciones que recomiendan los expertos. Llevar siempre la mascarilla, y más en espacios cerrados donde es difícil mantener los dos metros de distancia de seguridad.

Comparar precios

Como en cualquier periodo de rebajas, aunque este sea extraño e inusual, es importante comparar los precios para comprobar si realmente los establecimientos han bajado o no el importe. Recuerda que los objetos rebajados tienen que mostrar su precio original junto al nuevo, y en caso de que no lo indiquen, tiene que estar claramente señalado el porcentaje del descuento. Estas ofertas son una buena oportunidad para comprar más barato, aunque es aconsejable realizar una lista con lo que realmente necesitamos para evitar compras impulsivas.