PUERTAS GIRATORIAS: Carta abierta al Parlamento Europeo en contra del último nombramiento en la Autoridad Bancaria Europea

CARTA ABIERTA DE CHANGE FINANCE

Miércoles, 29 de enero de 2020. Mañana, el Parlamento Europeo debe decidir si sigue adelante con el nombramiento de Gerry Cross como nuevo director ejecutivo de la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés) o si por el contrario respeta el voto en contra emitido por la Comisión de Asuntos Económicos y Financieros (ECON).


La coalición de organizaciones europeas Change Finance, constituida desde la sociedad civil en pro de reformas en el sector financiero y a la que pertenece ASUFIN, ha enviado una carta abierta a los europarlamentarios en la que asegura que “esta designación es muy cuestionable y socava la confianza pública en la legitimidad de una institución europea clave”. En la misiva se les insta a oponerse para “proteger a nuestras instituciones de la inadecuada influencia de grupos de presión”.


Gerry Cross es candidato a un puesto de responsabilidad en la EBA tras haber desarrollado su labro en organizaciones próximas a la industria financiera, como el Instituto de Finanzas Internacionales (IIF) y la Asociación de Mercados Financieros europeos (AFME). En estos cargos, ha participado en numerosos expedientes de regulación financiera en pro de los intereses de algunas de las mayores instituciones financieras.


Una institución como la EBA “debe ser rigurosa en la aplicación de las normas éticas y se necesita adoptar un principio de igualdad de condiciones cuando se trata de órganos que se han creado para supervisar y regular”, plantea Change Finance. La AFME tiene un peso considerable en la EBA: 23 de sus 25 prioridades políticas, tal y como recoge el registro de transparencia, son áreas de trabajo de la propia EBA.

“Aunque creemos que designar a Gerry Cross es un error en sí, no puede haber llegado en peor momento. La elección de un antiguo lobista de Santander como presidente de la EBA, y la decisión de permitir que su director ejecutivo dimita para ocupar un puesto análogo en la AFME, demuestra que la institución necesita revisar las normas y procedimientos relacionados con la ética en general y los conflictos de interés en particular”, afirma la carta.


En la misiva también se agradece el paso adelante dado por el Parlamento Europeo, el pasado 16 de enero, cuando adoptó la resolución que cuestionaba la marcha de Adam Farkas, director ejecutivo de la Autoridad, a la AFME. En la misma se imponen limitaciones a la relación de Farkas con las instituciones europeas. Al mismo tiempo, el Defensor del Pueblo de la UE también ha lanzado advertencias en el mismo sentido. Sin embargo, sostienen las organizaciones que forman Change Finance “para que tales cambios sean duraderos, la cultura ética de la EBA debe cambiar y rechazar la designación de Cross es un primer paso necesario”.