Congreso Fintech y consumidores: ventajas y riesgos en la era de la economía digital

ASUFIN ha reunido a expertos del mundo de la judicatura, de empresas y startups Fintech, de la banca, así como del sector público, reguladores y administraciones , en colaboración con el Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona (ICAB), para reflexionar sobre la revolución en el mundo del consumo que suponen la actividad de los operadores tecnológicos financieros  

6 de noviembre de 2019. Barcelona fue el lugar elegido para celebrar el primer gran encuentro del sector de las Fintech organizado por ASUFIN. Industria, banca, regulador y administraciones públicas, startups.. y por supuesto la voz de los consumidores ejercida por esta asociación se dieron cita en el Congreso celebrado en Barcelona, en la sede del ICAB.

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) quiso aportar su visión desde el punto de vista de la salvaguarda y compromiso con los derechos de los consumidores. «Venimos a este acto a renovar nuestros votos con los consumidores», fueron las primeras palabras de Carlos Balmisa, su director del Control Interno, que quiso reflexionar sobre el enfoque que debe dar el sector público a la ruptura que plantean las Fintech en un sistema que parece haber quedad obsoleto. “Venimos de un sistema reglado que ya no vale con las Fintech, la sociedad civil nos demanda hoy a los reguladores algo más y el futuro pasa por disponer de unos pocos supervisores muy potentes pero tan dinámicos como la realidad”, fue su consideración.

Venimos de un sistema reglado, en los mercados y la competencia, que ya no sirve con las Fintech.​

Carlos Balmisa. CNMC

En opinión del representante del regulador, como consumidores tenemos “derecho a la buena administración digital” y participar más activamente en el sector público. “La participación, hoy de los consumidores en el sector público es puramente nominal y tendrá que ser más activa”. Añadió que “los nuevos operadores están retando a los regulares con nuevas formas de contratación, por ejemplo, que plantean usos tan céleres como etéreos, como los seguros por uso, por horas..”

La jornada acogió las reflexiones de todos los actores que participan en la ruptura que plantea el mundo digital en la contratación de productos y servicios financieros. Para Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, “los consumidores necesitamos más transparencia, que la información esté clara antes de contratar; en un mundo cada vez más digitalizado y dominado por los datos”. Una idea que enfatizó Carlos Balmisa “el mundo se está datificando y la supervivencia de los negocios recae en la información de los clientes. Todo el mundo, salvo el sector público, sabe esto”.

Los consumidores necesitamos más transparencia y accesibilidad de la información a la hora de contratar un producto en un mundo cada vez más digitalizado.​

Patricia Suárez. Presidenta de ASUFIN

Por su parte, Ignacio San Martín, responsable de protección de datos de Cetelem, abundó en la idea de la regulación. En esta financiera, “el 90% de los contratos los hacemos de forma electrónica y no tiene sentido que para conocer las condiciones de contratación de determinados servicios se necesiten 32 horas de lectura continuada”.  Para Martín Huete, fundador del Programa En Espiral, “en el futuro no existirán ni bancos ni fintech, habrá plataformas globales que ofrecerán servicios financieros y de todo tipo, donde contratar servicios financieros pero también los servicios de fisioterapeuta”.

No hay derecho aplicable al Blockchain

En la jornada se debatió sobre la irrupción del modelo de Blockchain en sectores clave de la economía y la transformación a la que está contribuyendo. Montse Guardia, directora general de Alastria, aseguró que “Blockchain es una aplicación que transforma el proceso de negocio y los sectores que lo están viviendo con más intensidad son la logística y el transporte, la salud, el agroalimentario y los seguros, sin lugar a dudas, ya son parametrizables”.

Siendo un elemento clave para el desarrollo digital de los intercambios económicos y jurídicos, “no hay ahora un derecho aplicable al Blockchain”, aseguró Belén Arribas, socia del despacho Andersen Tax&Legal. “Tenemos que revisar todo el marco jurídico para revisar la forma en como se conectan los bloques y el resto de cuestiones técnicas”, reflexionó Montse Guardia que aseguró que, por ejemplo “no se ha abordado el desarrollo jurídico y la nueva definición de identidad digital”.

La entrada en vigor de la directiva PSD2 para reforzar la seguridad en Internet también se puso encima de la mesa con cuestiones tan relevantes como que la que expuso Rubén Bajo, director de operaciones de Afterbanks: “El fraude crece más rápido de lo que crece el propio desarrollo de Internet”. Sólo en Europa, 300 millones de personas consumen y compran por Internet, y el 70% no eran consciente de la entrada en vigor, el pasado 14 de septiembre, de la PSD2. Marc Nieto, asesor de medios de pago de Adigital, mencionó la necesaria excepción a la doble verificación que aplican las grandes plataformas como Amazon.

En opinión de Alfredo Meneses, gerente en la Sareb, “hoy existe una gran asimetría entre lo que entrega el usuario y lo que ofrecen las empresas”. Y es que “las empresas están obteniendo mayor beneficio hoy de la explotación de los datos de sus usuarios que de su propio negocio”. Se preguntó si los usuarios hoy no seremos “los nuevos indios que en época de la colonización entregaban su oro”.

“La regulación de la sandbox nace muerta”

La figura de las sandbox, o bancos de prueba, para estimular el modelo de las Fintech también se abordó. Es una pieza clave dado que puede permitir el desarrollo de negocios que hoy, por razones de falta de legislación actual, no pueden operar en el mercado, según explicó Adriana de Zunzunegui, abogada de Hogan Lowells, que también destacó el carácter singular de la sandbox española, tal y como está definida en el actual anteproyecto de ley, mucho menos restrictiva que otros modelos, como pueda ser el de Singapur, por ejemplo. Para el profesor de la Universidad Carlos III de Madrid, Fernando Zunzunegui, el sector de las Fintech, sin embargo, tiene una vía de desarrollo importante a través del portal de la CNMV.

Fernando Zunzunegui afirmó que “la regulación hoy de la sandbox es imposible e inviable en nuestro país, nace muerta”. En Reino Unido, hay una gran maduración de los reguladores y la sandbox dispone de 25 empleados a tiempo completo, explicó, mientras que la CNMV tiene tres personas trabajando en estos temas. “La industria Fintech en nuestro país es muy potente y no tienen que esperar a que llegue una regulación para desarrollarse”, sentenció. 

También participaron en la jornada representantes de fintech bancarias como Bea Perales, directora de marketing de Nomo Banking, Jean Carlo Adriazola, responsable de Colaboraciones con Bancos y Fintechs de Raisin e Iker de los Ríos, director de financiación al consumo en Fintonic que expusieron los novedosos modelos que desarrollan estas plataformas.

La mesa de debate en torno a financiación participativa, sobreendeudamiento, scoring y ficheros positivos contó con Marta Aldea, asesora jurídica de Equifax, Marta Alemany, socia de Alemany Abogados y Jorge Bardón, director de Creditea. Este último ponente, que enfatizó la importancia de profundizar en la educación financiera de los usuarios, también disertó sobre las variables de scoring: «Empleamos más de 600 que incluyen multitud de aspectos, pero entre todos éstos el más importante es el historial del cliente, del que aprendemos mes a mes, y que haríamos público si el Ministerio de Economía así nos lo solicitase». Marta Aldea, por su parte, aseveró que con mayor información el crédito puede adecuarse más a las necesidades de los clientes.

Empleamos más de 600 variables para elaborar nuestro scoring; la más importante, el historial de nuestros clientes, que actualizamos mes a mes.

Jorge Bordón. CREDITEA.

La mesa dedicada a las aseguradores tecnológicas, Insurtech, corrió a cargo de Óscar Paz, responsable de Opensurance de Axa, del experto Carlos Lluch y de Carlos Muiño, director general de Aura Seguros, que alertó de los riesgos derivados de los intereses de rápida capitalización.

Lluch, por su parte, llamó la atención sobre la creciente bancarización del sector: «Un porcentaje amplio de la patronal, Unespa, está dominado por la banca y se tiende más a la venta que al asesoramiento del producto». Añadió que hay que pensar, como consumidores, «qué hay detrás de las nuevas formas tecnológicas de seguro que permiten contratar rápidamente y a golpe de click modalidades nunca antes ofertadas».

“La publicidad es sagrada”

La jornada tuvo como colofón la intervención del magistrado Francisco González Audicana, y la clausura de la subdirectora general de Arbitraje y Derechos de los Consumidores del Ministerio de Sanidad, Consumo y Bienestar Social, Alicia Menéndez.

El 31% del sector Fintech no está regulado, actúa en la alegalidad.​

Francisco González Audicana. Magistrado​

El magistrado puso el acento en que consumidor es todo el que clica en Internet para contratar un producto o servicio. «No me cabe duda de que los consumidores más jóvenes contratarán prácticamente todo por medio de los dispositivos móviles». Por ello es crucial atender el mundo de las Fintech: «El 31% del sector no está regulado, es alegal», advirtió.

Finalmente ofrecieron sus aportaciones como moderadores Cristina Jiménez, presidenta de Fide, Xavier Foz, socio de Roca Junyent, Marta Alemany, socia de Alemany Abogados, Jesús Sánchez, secretario del ICAB, Juan Manuel Viver, asesor de Finance Watch y Xavier Pineda, vocal de la sección de consumo del ICAB.

EL CONFILEGAL – Los operadores tecológicos financieros <<trending topic>> en el Congreso de ASUFIN – 06.11.19

REGULACIÓN FINANCIERA -Sandbox supone un gran riesgo de credibilidad y reputación – 07.11.19 

! -->