Swap: ASUFIN vuelve ganar a Bankinter en tribunales

El matrimonio asociado ASUFIN  contrató un Swap en abril de 2008 al firmar su crédito por valor de 150.000 euros y el Juzgado de Primera Instancia nº 46 de Madrid ha condenado a Bankinter a abonarles la suma de 3.771,60 euros como indemnización por los daños y perjuicios causados.

Un nuevo éxito de ASUFIN en la defensa de sus asociados por la comercialización sin transparencia de un Swap. Bankinter es condenado una vez más a devolver el dinero cobrado de más por este producto más el interés legal desde la fecha de presentación de la demanda incrementado en dos puntos desde la fecha de la sentencia hasta su completo pago. El juez, además, le impone las costas.

Bankinter persiste en litigar cuando el Tribunal Supremo tiene una amplia doctrina en lo referente a los swap. Su oposición a la demanda se basa en que se les dio al matrimonio toda la información precontractual suficiente para que entendieran las características del producto.

Los asociados de ASUFIN no recibieron la información adecuada y la doctrina establece que esa responsabilidad recae en el banco

El juez se remite, en el comienzo de la sentencia, a la STS 563/2015, de 15 de octubre, que establece que las empresas que operan con productos de inversión deben tener un estándar muy alto en el deber de información a sus clientes. Tales empresas deben actuar en el ejercicio de sus actividades «con imparcialidad y buena fe, sin anteponer los intereses propios a los de sus clientes, en beneficio de éstos y del buen funcionamiento del mercado».

«Las empresas deben realizar sus operaciones con cuidado y diligencia, según las estrictas instrucciones de sus clientes, solicitando de sus clientes información sobre su situación financiera, experiencia inversora y objetivos de inversión», recoge la doctrina.

Aunque un consumidor busque asesoramiento externo, eso no exime a la entidad de sus obligaciones informativas

Dado que Bankinter alega que los asociados de ASUFIN buscaron asesoramiento externo, el magistrado recuerda que diferentes sentencias del Tribunal Supremo han fallado que la obligación de información que establece la LMV es activa y no de mera disponibilidad. Esto quiere decir que la empresa de servicios de inversión es la que tiene la obligación de facilitar la información que le impone la normativa legal y no  los consumidores.

La sentencia deja claro que sin conocimientos expertos en el mercado de valores, el cliente no puede saber qué información concreta ha de demandar al profesional. Y recurre de nuevo a la doctrina del Supremo para recordar que lo relevante no es si la información debía incluir o no la previsión de evolución de los tipos de interés, sino que Bankinter tuvo que incluir una advertencia sobre los riesgos y cerciorarse de que el consumidor los comprendía , amén de valorar si este producto era el que más le convenía, lo que no ha sido cumplido.

Bankinter es condenado a devolver a los asociados de ASUFIN 3.771 euros con sus intereses legales

En consecuencia, no habiéndose acreditado por el banco que la información suministrada fue suficientemente clara y entendible, adecuada al perfil de los asociados de ASUFIN, y dado el carácter complejo del producto, «puede llegarse a la conclusión de que incurrió en incumplimiento de sus obligaciones contractuales», por lo que se estima la demanda.

La sentencia condena a Bankinter a abonar  la cantidad de 3.771,60 euros, más el interés legal desde la fecha de presentación de la demanda incrementado en dos puntos desde la fecha de la sentencia hasta su completo pago y en ASUFIN celebramos este fallo con nuestros asociados. Felicitamos a los abogados colaboradores, Loleta Linares y Fernando Gavín por este nuevo éxito. Si eres víctima de un abuso bancario, consúltanos.

info@asufin.com

Dirección Letrada: Loleta Linares / Fernando Gavín
Banco: Bankinter
Producto: SWAP
Perfil: Particular / ASUFIN
PDF: 19.07.2019 Sentencia favorable del JPI46 de Madrid