Los usuarios de Volotea volarán estas vacaciones con más derechos gracias a ASUFIN

ASUFIN interpuso una demanda colectiva para anular 8 cláusulas abusivas de las condiciones generales de Volotea y 4 fueron estimadas por el JM3 de Gijón.

La compañía no recurrió la sentencia aceptando la nulidad de las 4 cláusulas.

 Volotea ha retirado estas cláusulas abusivas  de sus contratos y hoy, los viajeros, pueden volar más tranquilos.

ASUFIN sí ha recurrido el resto de las cláusulas con el objetivo de liberar a más de 20 millones de usuarios de esos abusos.

La sentencia declarando la nulidad de estas cuatro cláusulas es la puerta de entrada para que todos los consumidores y usuarios de transporte aéreo viajen con más derechos. Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, no entiende cómo los derechos de los pasajeros, que vienen regulados desde Europa son desoídos sistemáticamente por las aerolíneas: “No vamos a parar hasta que logremos que todas las aerolíneas abandonen estas malas prácticas”.

Desde ya, y gracias a la demanda colectiva presentada por ASUFIN con la dirección letrada de Camino González-Fanjul Torre, los usuarios que inicien sus vacaciones con Volotea podrán recuperar el dinero de su billete por cualquier causa de fuerza mayor (intervención quirúrgica o muerte, incluyendo a familiares cercanos y parejas de hecho), algo que antes no se contemplaba, ya que sólo se ofrecía un cambio de billete, pero no reembolso.

Ahora Volotea te tiene que reintegrar el dinero del billete si no se usa por causas de fuerza mayor, donde se incluyen familiares y parejas de hecho.

Además de la Condición 4.5, la compañía ha cambiado la condición 6.5 relativa a Derecho del Transportista a inspeccionar el equipaje y denegar el transporte a los pasajeros. Ahora el equipaje se inspeccionará sólo a instancia de las autoridades aeroportuarias competentes.

En cuanto a la denegación de transporte, la compañía no puede denegar el embarque por presentar el pasajero un documento caducado en determinadas circunstancias y vuelos.

Por último, la compañía ha modificado también la Condición 20 que establecía que cualquier disputa jurídica estaba sujeta a los tribunales de Barcelona. Ahora, los usuarios podrán sujetarse a la jurisdicción de cualesquiera de los tribunales del domicilio del consumidor.

ASUFIN ha logrado que la compañía sólo inspeccione el equipaje a instancias de las autoridades competentes y no de manera arbitraria, como establecían antes sus condiciones

Todos estos cambios ya aparecen en su página web y pueden consultarse en este link.

ASUFIN mantiene su demanda colectiva por otras cuatro cláusulas abusivas que no fueron estimadas por el Juzgado Mercantil 3 de Gijón y esperan turno en la Audiencia Provincial.

La controvertida cláusula relativa a “Impuestos y tasas”, por la que Volotea puede repercutir al pasajero los aumentos de las tasas aeroportuarias que se produzcan con posterioridad a la formalización de la reserva y encarecer el billete. ASUFIN solicita que se declare nula por no ser una conducta amparada por el derecho de la Unión. “El precio que el pasajero abona al formalizar la reserva ha de ser el precio final”, mantiene Suárez.

ASUFIN ha recurrido el fallo del JM3 de Gijón por las 4 cláusulas referidas a impuestos y tasas, gastos de gestión, multa por no llevar impresa la tarjeta y prohibición de llevar en bodega determinados artículos

Los gastos de gestión: Volotea tiene estipulados 5 euros de gastos en el caso de solicitar la devolución de las tasas por la no utilización del billete aéreo.

Penalización por no llevar impresa la tarjeta de embarque: la compañía establece 30 euros a pagar por aquellos pasajeros que no la lleven, “algo totalmente desproporcionado” a juicio de Patricia Suárez.

La prohibición de llevar en bodega determinados artículos (como joyas), cuando la responsabilidad del transportista está recogida por la Ley.

Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, considera este paso muy importante porque beneficiará a más de 20 millones de viajeros, aunque hay que seguir peleando para acabar con todas las cláusulas abusivas para los consumidores

Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN, celebra estos cambios: “las modificaciones tras la sentencia son un paso importante porque vincularán al resto que, o bien las modifican también, o se arriesgan a ser demandas. Nuestra lucha es por todos los usuarios”.

ASUFIN lleva más de diez años luchando para conseguir un mercado más justo y equilibrado para todos los consumidores frente a las grandes corporaciones. Suárez, reclama la eliminación de las cláusulas abusivas: “Los consumidores nos sentimos indefensos ante la prepotencia de las compañías de transporte, en especial las aéreas, que modifican las condiciones a su antojo. La demanda colectiva es el mejor camino para acabar con estos abusos. Ahora esperamos que la Audiencia Provincial sea rápida y nos ayude a modificar el resto de malas prácticas”.