ASUFIN Baleares considera que la Dirección General de Consumo debe continuar en la estructura de la Conselleria de Salut

El análisis de la evolución de dicha Dirección dentro de su ubicación actual e histórica ha demostrado que es donde ha podido dar respuesta a la demanda social en una materia tan importante como la defensa de los consumidores y usuarios.

El artículo 103 de la Constitución establece que la Administración Pública sirve con objetividad a los intereses generales, y actúa de acuerdo con los  principios de eficacia, jerarquía, descentralización, desconcentración y coordinación, con sometimiento pleno a la ley y al Derecho.

Habiendo respetado todos y cada uno de dichos principios nos parece un  tanto imprudente adscribirla a la Conselleria de Agricultura temiendo que pudiese  desacelerar el trabajo proyectado en estos últimos años a dicha Dirección, viéndose en peligro en especial los principios de eficacia y coordinación entre otros.

Debe valorarse que la Dirección General en su ubicación actual ha permitido dar respuesta a las necesidades de una sociedad que de cada vez más va adquiriendo una cultura de defensa de sus derechos y ha conseguido adaptarse a las necesidades tecnológicas actuales. Un cambio de dicha magnitud podría afectar negativamente el servicio público que se está desarrollando sufriendo la ciudadanía las consecuencias de dicha decisión.