La litigiosidad es de los bancos: Bankia recurre 1.140 euros de gastos en una sentencia sin costas

Los juzgados de Instancia están concediendo los gastos del crédito hipotecario a los consumidores, pero no así las costas del procedimiento, lo que sigue siendo un arma de disuasión muy efectiva. Incluso, se atreven a recurrir. Si los jueces quieren parar la industria litigiosa, harían bien en disuadir a los bancos en lugar de a los consumidores.

Sorprendente la apelación de Bankia a una sentencia del Juzgado de Primera Instancia 6 Bis de Las Palmas de Gran Canarias que declara la nulidad de la cláusula de gastos y condena a la entidad a abonar a la suma de 1140,01 euros e intereses, sin hacer expresa condena en costas procesales. La entidad se considera lesionada y solicita a la Segunda Instancia que revoque la sentencia.

El fallo de la juez de instancia, Beatriz Rallo, que ha recurrido Bankia, es de un contrato de crédito hipotecario celebrado en 2006. A falta de negociación individualizada (pacto), el Tribunal Supremo ya consideró abusivo que se cargaran sobre el consumidor todos los gastos, y la nulidad de una cláusula por abusiva no caduca. La normativa atribuye la responsabilidad del pago al solicitante del servicio de que se trate o a cuyo favor de inscriba el derecho o solicite una certificación.

Si los jueces quieren parar la industria litigiosa, harían bien en disuadir a los bancos en lugar de a los consumidores.

Sin género de dudas sobre la nulidad de la cláusula, lo que hay que fallar son las consecuencias de dicha nulidad. La juez estima que hay que restablecer la situación de hecho y Derecho en la que se encontraría el asociado de ASUFIN de no haber existido dicha cláusula. Como no se acredita encargo alguno efectuado directamente por él al Notario, Registrador y Tasador, será el banco quien se encargue de pagarlo.

La nueva Ley de Crédito Hipotecario deja a los consumidores los gastos de tasación para que puedan comparar las ofertas en el mercado y elegir libremente la más conveniente para sus intereses. Sin embargo, en esta hipoteca, firmada en 2006, el afectado no sólo no pudo elegir, sino que tuvo que aceptar el importe que el banco le pasó de su tasadora de confianza.

Bankia tiene que abonar la suma de 1140,01 euros, más los intereses legales. La sentencia declara la nulidad de la cláusula de gastos, pero no condena en costas a Bankia. A pesar de lo favorable del fallo, Bankia ha decidido recurrir a la Audiencia Provincial. Harían bien los jueces en disuadir a los bancos con una sustanciosa condena en costas para que dejen de jugar con los afectados y de colapsar los tribunales.

Dirección Letrada: Andrés Roda Hernández
Banco: Bankia
Producto: Gastos de hipoteca
Perfil: Particular / ASUFIN
PDF: Sentencia favorable del JPI6 de Las Palmas de Gran Canarias