HMD: ASUFIN vuelve a ganar en Palma de Mallorca a CaixaBank

Barclays no informó al matrimonio asociado de los riesgos que entrañaba contratar una hipoteca multidivisa. Esa falta de transparencia ha llevado a la juez del Juzgado de Instrucción número 17 de Palma de Mallorca a anular la cláusula y condenar a CaixaBank a recalcular el préstamo en euros desde el inicio para subsanar el perjuicio de 22.728 € sufrido.

El JPI17 de Palma ha dado la razón a un matrimonio de autónomos que trabajaba en el aeropuerto en el área de restauración y que carece de conocimientos financieros. Los asociados acudieron y a una sucursal de Barclays (ahora CaixaBank) atraído por las aparentes ventajas de la hipoteca multidivisa que se promocionaban entre el colectivo aéreo. Según su declaración, sólo les contaron que las cuotas eran más bajas, pero nunca que podrían terminar debiendo más de lo contratado.

Esta pareja asociada a ASUFIN contrató finalmente 173.216 euros referenciados a francos suizos. Cuando observaron la enorme subida en sus pagos acudieron al banco que les aconsejó cambiar a yenes. Su impotencia ante la situación les llevó a pedir ayuda a ASUFIN y la abogada colaboradora, Cristina Borrallo, presentó demanda contra la entidad pidiendo la nulidad de la cláusula multidivisa alegando mala fe de la entidad al omitir información relevante a las características del producto.

El daño sufrido desde la contratación en agosto de 2007 hasta presentación de demanda en 2018 fue de 22.728,58€

La juez, en la sentencia, muestra su perplejidad por el testimonio de la empleada, que recordaba perfectamente todo lo relativo a la contratación, pero olvidaba detalles tan importantes como la profesión de los afectados.  También ha llamado poderosamente la atención a la Juzgadora que la letrada de la entidad se refiera a la hipoteca multidivisa como una hipoteca que “no era normal” o “convencional” y, a pesar de ello, no se extremaran las obligaciones de diligente información.

Evidencia una mala praxis del banco pensar que una determinada profesión o ingresos elevados presuman en un consumidor conocimiento de los mercados financieros y de divisas. Y esa mala praxis continúa cuando la entidad pretende suplir su deber de información de riesgos «amparándose en que algún sindicato, con quien la entidad financiera tenía un convenio y a quien había ofrecido el producto» se habría encargado de esa información.

Los asociados de ASUFIN fueron rotundos al declarar que, de haber conocido los riesgos, jamás hubieran contratado una hipoteca multidivisa.

Los asociados de ASUFIN negaron haber recibido información precontractual, folleto o tríptico informativo, así como que se les hicieran simulaciones con diferentes divisas en diversos escenarios, alcistas o bajistas. De hecho, fueron rotundos al declarar que de haber conocido los riesgos tan elevados que asumían antes de la contratación y que podía darse el caso de que con los años adeudaran más capital del inicialmente prestado, jamás lo hubieran contratado.

La empleada aseguró que sí facilitó información precontractual y realizó simulaciones, aunque sólo durante un año y con una única divisa. La juez, recalcando que este punto fue negado por los afectados, lo considera insuficiente. Para que un consumidor hubiera podido tomar una decisión contrastada, añade, las simulaciones debieron hacerse en diferentes divisas y en un periodo de tiempo suficientemente amplio.

Caixabank es condenado a anular la cláusula y a referenciar todo el préstamo a euros, devolviendo lo cobrado de más.

Para a juez la testifical de la entidad tiene escasa verosimilitud cuando reconoce que no le dio a los afectados ninguna información por escrito porque ya venían informados. Ante la ausencia de pruebas documentales, concluye que la entidad faltó a su deber de transparencia y, por estos motivos, procede declarar la nulidad de la cláusula, dejando subsistente el préstamo hipotecario en el resto de los extremos.

Condena a CaixaBank a recalcular el préstamo desde la fecha de suscripción del mismo como si se hubiera hecho en euros. La cantidad adeudada es el saldo vivo del préstamo referenciado a Euros, resultante de disminuir al
importe prestado la cantidad amortizada en concepto de principal e intereses, también convertido a Euros. Condena a la entidad a devolver las cantidades percibidas en exceso en las cuotas y todos los gastos y comisiones de cambio, así como a las costas procesales.

Felicitamos a esta familia por este primer paso que deseamos quede firme ahora o en segunda instancia si CaixaBank recurre. Enhorabuena también a nuestra letrada colaboradora, Cristina Borrallo por este éxito, y al perito Luis García Langa. ASUFIN cuenta con un equipo jurídico solvente y comprometido que está consiguiendo devolver la tranquilidad a muchos afectados de abusos bancarios. Informarte y reclama.

info@asufin.com

Dirección Letrada: Cristina Borrallo
Perito: Luis García Langa
Banco: Barclays/Caixabank
Producto: HMD
Perfil: Particular / Asufin
PDF: Sentencia favorable de la JPI 17 de Palma de Mallorca