Los tribunales castigan a Banco Popular por su venta de bonos y acciones

Siguen las noticias sobre la ampliación de Banco Popular antes de su venta al Banco Santander. La Audiencia Nacional ha pedido a la CNMV el expediente sancionador por las cuentas y, mientras, los tribunales siguen fallando a favor de los consumidores, tanto en primera como en segunda instancia.

Los consumidores y empresas que compraron bonos o acciones de Banco Popular y que perdieron sus ahorros o inversión cuando Banco Santander se hizo con la entidad a pesar de que aún tenía liquidez, están demandando para recuperar su dinero. Los tribunales dan la razón a los consumidores y están anulando las órdenes de compra.

Hoy recogemos tres sentencias del País Vasco. La primera viene del Juzgado de Primera Instancia número 7 de Vitoria, interpuesta por una jubilada por incapacidad, de 67 años. En la demanda pide la anulación de todas suscripciones de bonos y acciones y la nulidad radical de una cláusula de renuncia incluida en un plazo fijo por vicio del consentimiento.

La mujer, pensionista por incapacidad, invirtió gran parte de sus ahorros en Bonos y Obligaciones y sufrió pérdidas

Esta consumidora invirtió en Bonos Popular convertibles 30.000 euros en 2010. Antes del vencimiento realizó un canje suscribiendo 19.000 € más que vencían en 2015. Además, suscribió dos órdenes de compra de Obligaciones Subordinadas por un total de 61.000 euros de sus ahorros. Ante la minusvalía sufrida, en “compensación”, le ofrecieron, antes del vencimiento, un contrato de imposición a plazo fijo, a cinco años, en el que invirtió 25.000 euros a un interés del 5%.

Ante los resultados nefastos de esta inversión, la consumidora que tiene un perfil conservador y nulos conocimientos financieros, demandó a Banco Popular por negligencia en el cumplimiento de sus obligaciones precontractuales de información.

La sentencia considera nula la cláusula renuncia a ejercer acciones y permite el resto de los beneficios del plazo fijo

La juez estima que los bonos son productos complejos. Dado el perfil de la mujer, añade, se deduce que esas inversiones fueron aconsejadas por el banco que no actuó con transparencia. Anula, por tanto, esa compra y la de las obligaciones subordinadas suscritas. El total de la inversión asciende a 110.000 euros.

En cuanto a la imposición a plazo fijo, en el documento se lee que ambos, cliente y banco, “convienen determinadas mejoras con esa imposición, renunciando a cambio el cliente a cualesquiera acciones que le pudieran corresponder contra el banco o sus empleados por la adquisición de Bonos BP. No hay duda alguna del carácter abusivo y nulidad de la cláusula de renuncia impuesta, por lo que queda expulsada del contrato, manteniendo su validez el resto de las cláusulas.

Tanto la Audiencia Provincial de Vizcaya como la de Álava han condenado a Banco Popular por falta de transparencia

La sentencia condena a Banco Popular a restituir a la pensionista con la suma total de 110.000€ más el interés legal desde la fecha de la contratación, descontando los rendimientos percibidos.

A esta sentencia sumamos dos más de Audiencia. La  AP3 de Vizcaya ha condenado a Banco Popular a restituir a una S.A la cantidad reclamada, 128.241,73 euros, con sus intereses legales. Revoca así la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 1 de Bilbao que no consideró acreditado que los datos del folleto informativo que recibió la empresa fueran inexactos.

La AP1 de Álava ha fallado a favor de un consumidor que adquirió Participaciones Preferentes de Banco Pastor por valor de 17.500 euros en 2011.  Un año después, con la adquisición de la entidad, Banco Popular le aconsejó convertir estas preferentes en Bonos canjeables, cosa que hizo creyendo que contrataba un producto seguro. En 2016 esos bonos pasan a acciones y cuando Banco Santander compra el banco el afectado no recibe ningún reintegro.

Las Audiencias Provinciales consideran que Banco Popular no informó debidamente y maquilló sus cuentas

Los magistrados han revocado la sentencia del Juzgado de Primera Instancia número 6 de Vitoria al considerar que el banco no fue diligente en la información, lo que impidió que tomara una decisión adecuada. Cuando se realizó el canje en acciones Banco Popular no informó de la difícil situación que atravesaba, fue casi obligada. Existió error excusable sobre los elementos esenciales puesto que el banco maquilló sus cuentas.

Desde que comenzó 2019 las sentencias estimatorias para los consumidores por la compra de bonos o acciones de Banco Popular se suceden. Las noticias que vamos conociendo nos ratifican en la idea de que hubo error de consentimiento en estas compras porque la entidad no informó adecuadamente. En ASUFIN celebramos cada sentencia que falla a favor de un consumidor y contamos con un equipo jurídico solvente para ayudarte si eres víctima de un abuso bancario. No dejes de consultarnos.


Dirección Letrada: Raúl Trujillo
Banco: Banco Popular
Producto: Bonos/Acciones
Perfil: Particular
Sentencia estimatoria JPI7 de Vitoria

Sentencia estimatoria AP1 de Álvava

Dirección Letrada: Josu Larrauri
Banco: Banco Popular
Producto: Acciones ampliación 2016
Perfil: S.A
Sentencia estimatoria AP3 de Bizkaia