EUROPA PROPONE DEMANDAS COLECTIVAS PARA PROTEGER AL CONSUMIDOR

la propuesta de Bruselas busca que los consumidores puedan demandar colectivamente a las empresas que incumplan las normas de protección y plantea cuantiosas multas
ASUFIN  valora esta medida pero echa de menos que la Comisión no aborde de forma más directa los graves problemas de conducta de las corporaciones bancarias

La Comisión Europea ha presentado una propuesta normativa para facilitar a los consumidores que puedan enfrentarse a las grandes compañías a través de demandas colectivas. La idea es que los afectados puedan ser compensados cuando vulneren sus derechos. Este “Nuevo Pacto para el consumidor” regirá en todos los países miembros.

Además de ofrecer la herramienta de la demanda colectiva a las asociaciones de consumidores, algo que en España ya existe, la Comisión Europea plantea imponer multas de hasta el 4% de los ingresos anuales de las compañías cuando sus acciones provocan daños generalizados en varios países.

Este movimiento europeo surge para colmar un vacío legal que está dejando a los afectados por el caso wolkswagen en terreno de nadie en la Unión, mientras en EEUU ya se ha conseguido que se indemnice a los usuarios con 25.000 millones de dólares.

“Si queremos proteger al consumidor hay que permitir que puedan demandar colectivamente no sólo las asociaciones”

Patricia Suárez, presidenta de la Asociación de Usuarios Financieros, ASUFIN, valora positivamente que la Bruselas tome medidas, pero no está de acuerdo con algunos de los planteamientos: “La Unión Europea se da cuenta de que en Europa no hay un sistema fuerte de demandas colectivas como en Estados Unidos, pero vuelve a quedarse corta. Nosotros somos partidarios de que cualquier plataforma de consumidores pueda ejercer una demanda colectiva contra una empresa que se ha extralimitado. Así lo dijimos hace unos días, cuando apoyamos la proposición de ley presentada por Xnet. Sin embargo, lo que plantea la Comisión es que sólo las asociaciones de consumidores podrán ejercer este derecho.  Hay que ampliar esta normativa a que cualquiera pueda demandar si lo que queremos, de verdad, es proteger al consumidor. Las multas son importantes, pero no hay que dejar fuera del foco lo que realmente importa, que es el consumidor”.

Este plan cubre todos los grandes  mercados de consumo (transporte, energía, telecomunicaciones, sanidad, servicios financieros o medioambiente) y posibilita que las asociaciones de diferentes países puedan ejercitar una acción colectiva si el asunto afecta a varios estados miembros. “Si realmente esto permite que se puedan declarar nulas las cláusulas abusivas y obtener una compensación automática, sin necesidad de tener que volver a litigar contra cada banco, es un avance muy importante”, añade Suárez.

Esta propuesta está generando mucho debate en el seno de la Comisión y las grandes corporaciones ya están mostrando sus garras. La idea es que la directiva se apruebe antes de que acabe el mandato europeo en mayo de 2019. “Espero que a la hora de pactar todos los detalles no comiencen a limitar acciones debido a la presión, comenta Patricia. En ASUFIN apostamos por un cambio en la cultura bancaria, y para ello hace falta ampliar y no reducir. Aquí se han producido graves problemas de conducta en las corporaciones bancarias que no se han corregido. Si Bruselas es valiente, será bueno para todos”.