Patricia Suárez, Presidenta de ASUFIN: “Esta sentencia no nos va a detener ni a disuadir para reclamar lo que consideramos justo. Siempre tenemos a Europa”   
Los bancos no tendrán que pagar el monto de los actos jurídicos documentados, aunque sí compartir el gasto de la carga notarial. 

La Sala Primera de lo Civil del l Tribunal Supremo, tras estudiar dos recursos contra sentencias de la Audiencia de Oviedo que condenaban a los consumidores a pagar el impuesto de Actos Jurídicos Documentados, ha fallado a favor de los bancos.

En una nota de prensa (aún no hemos podido acceder a la sentencia) muy escueta, se da a conocer que el Tribunal Supremo falla que el pago por la constitución del préstamo incumbe al consumidor, y que por el timbre de los documentos notariales se abonará a partes iguales.

Desde ASUFIN, Asociación de Usuarios Financieros, su presidenta Patricia Suárez ha destacado que: “Al Supremo le ha temblado el pulso y ha decidido seguir el artículo del Reglamento del Impuesto. Nosotros creemos que ha debido valorar que dicha obligación se ha insertado en una cláusula declarada como abusiva por desequilibrada y, por tanto, el banco debe abonar todos los gastos”.

En ASUFIN no dejan de preguntarse por qué el consumidor tiene que abonar una escritura pública que al que interesa es al banco, pero no piensan rendirse: “Estamos seguros de que los tribunales europeos nos darán la razón y no vamos a bajar los brazos para que los bancos sigan abusando de los consumidores. Seguiremos luchando”.

Para Patricia este es un revés más al que van a plantar cara desde la asociación: “Será otra vez en Europa. Las directivas Europeas y las recientes sentencias del TJUE inciden en que las consecuencias de la nulidad de una cláusula abusiva deben tener carácter disuasorio. Yo comprendo que el impacto económico en los bancos y el aumento de la litigiosidad puede haber pesado en esta sentencia, pero los magistrados se han equivocado. Beneficiar a la banca contra los consumidores no es el camino”

“Si el importe medio de una hipoteca ronda los 200.000 euros, lo que se reclama ronda los 2.500 euros multiplicados por ocho millones de hipotecas, estamos hablando de muchos miles de millones”, reflexiona Suárez.

Patricia recuerda que en la sentencia 705/2015 de 23 de diciembre también fue ponente Francisco José Vela Torres y que en ella se declaraba la nulidad de la cláusula que obligaba al consumidor a asumir íntegramente los gastos de formalización de la hipoteca, incluido el IAJD.

“Nosotros hemos presentado 4 demandas colectivas contra toda la banca para que dejen de cargar los gastos de hipoteca al consumidor. Hasta ahora los juzgados han resuelto mayoritariamente (un 88%) obligando a la entidad a devolver, al menos, una parte, si bien es verdad que el IAJD se ganaba el 50% de las veces”. Esta sentencia no nos va a detener, al contrario, nos motiva para seguir en la lucha”.