Sabadell, Santander, BBVA y Caixabank actuaron como un “cartel” y concertaron los precios para ofrecer las swaps en condiciones distintas de las pactadas.
 “Las empresas fotovoltaicas, que ya estaban sufriendo las consecuencias de la mala comercialización de swaps, ahora saben que, además, las cartas estaban marcadas” señala Patricia Suárez, presidenta de ASUFIN 

La CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia), ha sancionado a cuatro de los principales bancos por prácticas poco éticas en la comercialización de swaps. La suma de la multa a Santander, BBVA, Caixabank y BBVA se eleva a 91 millones de euros.

Según la CNMV, estas cuatro entidades se coordinaban antes de ofrecer al cliente el derivado de tipos de interés. Su estrategia consistía en hacerle creer que el precio se establecía según las condiciones de mercado, aunque en realidad el precio lo fijaban entre los cuatro grandes bancos.

 Los bancos habían generado en el cliente la apariencia falsa de que el precio se establecía en “condiciones de mercado”

Este es el primer caso en el que Competencia abre expediente a un banco por pacto en la comercialización. Los cuatro sancionados, que recurrirán la sanción, dicen que no existen precedentes en todo el mundo donde esta práctica se haya sancionado. Para la presidenta de ASUFIN, Patricia Suárez, “Es increíble que la banca reconozca que se han comportado como un cartel y se sorprendan de que les sancionen. Para ASUFIN la decisión de la CNMC señala el camino a la transparencia y la ética que debe primar en el buen gobierno de la banca. Además, abre el camino a las empresas fotovoltaicas y eólicas para reclamar daños y perjuicios por este comportamiento.”