Hipoteca Multidivisa: Una pareja socia de ASUFIN gana a Caixabank

El Juzgado de Primera Instancia Nº 54 de Barcelona ha anulado la cláusula multidivisa de un préstamo de 498.000 euros por abusiva 
El socio es directivo de comunicación y, tras pagar 362.850 euros en cuotas, su capital pendiente después de 8 años ascendía a  305.308, lo que supone un perjuicio de casi 150.000 euros

El magistrado del JPI 54 de Barcelona ha condenado a Barclays, ahora Caixabank, a recalcular el préstamo en euros desde el comienzo del contrato, anulando la cláusula multidivisa por considerarla abusiva y no transparente. También ha condenado a costas a la entidad.

En una larga sentencia de 50 folios, el juez ha desestimado todas las alegaciones de Caixabank, comenzando por la falta de legitimación de ASUFIN. Con una aclaración exhaustiva ha zanjado la cuestión para entrar en los hechos.

Los socios de ASUFIN solicitaron un crédito hipotecario para adquirir su vivienda habitual a Barclays. Confiaban en el banco y aceptaron la propuesta de contratarlo en yenes, ya que de ese modo las cuotas eran más bajas. Corría 2008, el euribor estaba alto y ellos se dejaron aconsejar, aunque no tenían ninguna experiencia financiera. El préstamo fue por 498.000 euros.

En 2016, tras haber abonado todas las cuotas devengadas hasta entonces, el capital amortizado era de 362.850,48 euros. Además, en ocho años había pagado 20.810.95 euros de intereses y 832 euros de comisiones. Sin embargo,  el capital pendiente adeudado era de 305.308,17 euros lo que suponía un perjuicio de 149.581,27 euros.

Ante el conocimiento de lo que habían contratado, pidieron asesoramiento a ASUFIN y se presentó demanda contra Caixabank. Se pedía la anulación de la claúsula multidivisa por falta de información, transparencia, diligencia y lealtad. La entidad se opuso con toda la artillería: fueron los afectados los que quisieron ese contrato, su formación les permite entender lo que firmaron, todo fue transparente y ha caducado la acción para el error de vicio.

El juez fue desmontando todas las alegaciones. Y resulta especialmente interesante lo referente a la caducidad de la acción, donde da un tirón de orejas a algunas Audiencias Provinciales, esas que entienden que el “dies a quo” para el ejercicio de la acción de error en el consentimiento comienza  antes de la total consumación del contrato.

Existe nulidad parcial por error (pese a no ser de aplicación la LMV) y nulidad radical absoluta por su condición de cláusula abusiva

Mientras que La acción de nulidad radical y absoluta no caduca ni prescribe nunca, la acción de anulabilidad (nulidad relativa) por vicio en el consentimiento sí tiene un plazo. Y sobre ese plazo, tras rescatar un buen número de sentencias del Supremo, concluye, “la jurisprudencia ha venido señalando, de manera reiterada, que tiene lugar cuando están completamente cumplidas las prestaciones de ambas partes”.

Resulta también muy significativo que el juez no estigmatice al afectado por ser un alto directivo y porque tenga un buen sueldo. Lo que ha valorado es la falta de información de la entidad al afectado exponiendo todos los escenarios posibles antes de la contratación, también los riesgos. Así mismo, ha puesto atención en la carencia de información en los recibos en el momento de subida del yen y en la abusividad de la cláusula.

El fallo condena a Caixabank a anular en el contrato la opción multidivisa, incluyendo la de vencimiento, de modo que el saldo vivo se referencie en euros. Al importe prestado hay que deducir las cantidades amortizadas, incluidos los intereses, también en euros: “de manera que el préstamo quede referenciado a Euros, las amortizaciones sean en esa moneda y el tipo de interés al Libor Mens con el margen diferencial pactado (0,35 puntos)”.

Felicitamos a nuestros socios y a nuestro abogado colaborador Victor Ceballos por esta importante victoria, que es de todos los que luchamos contra los abusos. Desde ASUFIN recordamos siempre la importancia de tener un buen letrado en asuntos como la hipoteca multidivisa, porque de su solvencia y compromiso depende el éxito.