Ayer en la sede de ASUFIN (Madrid) se celebró un seminario con la presencia de activistas polacos e italianos. Los tres países representados pretenden aunar fuerzas para llevar la afrenta contra los productos bancarios

4 activistas europeos: Patricia Suárez (ASUFIN – España), Tomasz Sadlik (Polonia), Sheila Meneghetti (Italia) y Franca Berno (Italia) además del abogado polaco especialista en hipotecas multidivisas Mariusz Korpalski, explicaron la situación en sus países

Tras varias reuniones exhaustivas a lo largo del día de ayer principalmente entre activistas, y donde también había presencia de abogados, se analizaron las diferencias entre las hipotecas multidivisa en Italia y España, y donde más tarde también se uniría Polonia. El objetivo es apoyarse en sus luchas individuales a nivel nacional, así como poco a poco construir y conjugar una común de carácter Europeo. Los homólogos pudieron apreciar que en Italia fallan principalmente tres hechos:

  • La sociedad no tiene cultura de demanda y por tanto las sentencias son escasas.
  • Las acciones muchas veces son individualistas y no comunes. No ha terminado de calar el sentimiento de lucha común para lograr una fuerza mayor.
  • Las hipotecas multidivisa no son considerados instrumentos financieros derivados.

Gracias a seminarios como los de ayer, sendas activistas Italianas vuelven a sus países con mucha más información, documentación y vivencias para dar más fuerza a su causa. Si en el terreno nacional la justicia no decide amparar a los damnificados por estos productos, se deberá buscar una cobertura europea (otro tema muy tratado en el seminario). Las hipotecas multidivisas fueron colocadas en todos los países europeos, especialmente en los más débiles por bancos alemanes, austriacos y de gran bretaña. Es necesario dar un enfoque europeo a la luchan, y defender una causa común.

La justicia en Polonia quedó desglosada y explicada por Tomasz Sadlik (afectado, activista y presidente de Pro futuris) y Mariusz Korpalski, abogado. Los polacos explicaron el descontento con su panorama jurídico. Afirman que la jurisprudencia en Polonia es única y uniforme, y por tanto permite ganar a los bancos injustamente. Tras las elecciones del año pasado, ahora mismo su país esta pendiente de un proyecto de ley y su aprobación que ayudará, y mucho, a los afectados por estos productos. Hicieron referencia a todo lo logrado en estos últimos 5 años, así como todo lo que esperan conseguir. Tienen tres demandas colectivas, donde una de ellas representa a más de 10.000 afectados.

La próxima vez que se reúnan los activistas será a principios de junio en Bruselas, en una conferencia organizada por ASUFIN de la que informaremos con más detalle en las próximas semanas. Esta vez será la capital belga la testigo de como si los damnificados no encuentran la cobertura legal necesaria y merecida en plano nacional, se luchará por que lo hagan a nivel europeo. Aunando las fuerzas y con una conjunción entre los activistas y las causas se podrá derrocar a los bancos y sus producto bancarios.