¿Cuánto dinero se embolsan los bancos con la cláusula suelo?

El banco francés Société Générale ha elaborado un informe sobre el “suelo” hipotecario en España, el interés mínimo que impide que los hipotecados paguen menos si baja el Euríbor, que revela el dinero que nuestros bancos están ganando con esta cláusula que coló a sus clientes en años de burbuja inmobiliaria: 780 millones de euros. El informe también explica qué parte de los beneficios de cada banco corresponden al “suelo”.

Por ejemplo, gracias a esta cláusula abusiva, Liberbank ingresa 82 millones de euros (18,1 % de su margen de intereses); Banco Sabadell238 millones de euros (9,6 % de su margen); Caixabank, 274 millones de euros (6,2 % de su margen); y Bankia45 millones de euros (1,4 % de su margen). El documento también recoge datos de BBVA, que retiró todos los suelos de sus hipotecas el año pasado por orden del Tribunal Supremo, y explica cómo esta medida influyó notablemente en la caída del 2,9 % que registró su margen de intereses ese mismo ejercicio.

En total, aplicar cláusulas suelo supone cerca del 7 % del conjunto de ingresos procedentes de las hipotecas y el 2,4% del margen de intereses que obtienen los bancos.

Miles de euros sustraídos al cliente

Estas ganancias contrastan con las pérdidas de los clientes afectados, que se cuentan por miles. Veamos dos ejemplos que se han dado en España, a partir de cálculos del comparador HelpMyCash. Jordi firmó en 2001 una hipoteca de 100.000 euros a Euríbor + 1 %, con un suelo del 3 %. En 15 años, lleva pagados 2.724 euros más que si no hubiera tenido suelo. Laura firmó una hipoteca en 2005 de 200.000 euros a Euríbor + 1 %, con un suelo del 5 %. En 10 años, ha pagado 23.495 euros de más.

Según los cálculos de la UCE, esta cláusula supone un sobrecoste por la hipoteca superior en muchos casos a los 200 o 300 euros mensuales.

Cualquier afectado que quiera saber a cuánto ascienden sus pérdidas a causa del “suelo”, puede usar la calculadora de HelpMyCash de forma gratuita y obtener un informe personalizado en pocos minutos.

Sigue siendo legal en España

Así, el “suelo” sigue siendo legal en España, a pesar de las denuncias de los miles de afectados y a pesar de que el Tribunal Supremo ya se ha pronunciado hasta en dos ocasiones en contra, la primera en mayo de 2013, contra BBVA, Novagalicia (ahora Abanca) y Cajamar, y la segunda contra Caja Segovia (ahora integrada en Bankia), ambas por falta de claridad y transparencia a la hora de informar al cliente.

Tanto la Ley hipotecaria como el Banco de España siguen considerando esta práctica legal siempre que se informe al cliente de lo que firma, argumentando que el mercado es libre y el cliente siempre puede escoger otras ofertas.

Las cláusulas de limitación a la variación de los tipos de interés, si reúnen los requisitos de transparencia, son lícitas, al ser facultad de la entidad fijar el tipo de interés al que presta el dinero. Su inclusión en los contratos de préstamo hipotecario a interés variable responde a razones objetivas y su utilización ha sido tolerada largo tiempo por el mercado, por lo que no puede concluirse que se trate de cláusulas inusuales o extravagantes.

Extacto de la Memoria de Reclamaciones 2013 del Banco de España

…pero tiene los días contados

A pesar de la resistencia de las instituciones por eliminar esta cláusula de forma radical de los contratos, el goteo de buenas noticias, lento pero constante:

  • BBVA, Cajamar y Novagalicia (Abanca) han retirado todos sus “suelos” y ya no comercializan hipotecas que los contengan.
  • Las demás entidades han eliminado la cláusula de su oferta hipotecaria y, en la actualidad, solo dos grandes bancos siguen comercializando abiertamente hipotecas con suelo (aunque también sin): Banco Sabadell y La Caixa.
  • Si antes los bancos se defendían diciendo que todo era legal porque todas las condiciones venían recogidas en el contrato, las últimas sentencias dan por nulo el “suelo” argumentando que el control de transparencia “no se reduce a la necesidad de que las cláusulas sean simplemente claras desde el punto de vista gramatical” sino que “implica el necesario cumplimiento por el predisponente de unos especiales deberes a la hora de configurar estos contratos que permitan que el consumidor comprenda realmente las consecuencias jurídicas y económicas del producto o servicio ofertado”.
  • El pasado mes de noviembre, el Principado de Asturias hizo públicas sus multas de 8.000 euros a cada crédito concedido en condiciones abusivas. Los bancos deben pagar estas cantidades porque, de lo contrario, la siguiente multa tiene la calificación de muy grave y la cantidad aumenta a 100.000 euros. Hasta el momento, el Principado ha impuesto 53 sanciones a la Caja Rural de Asturias, Banco Popular, Liberbank (controlado por la antigua Caja Asturias), Banco Pastor y Caja España.
  • Desde que los consumidores conocieron sus derechos y se iniciaron las demandas, los bancos han perdido más del 90 % de los casos.