Anulada una cláusula suelo de Caja Rural

Las clausulas suelo continúan siendo anuladas y por la justicia. En esta ocasión, Caja Rural de Gijón tendrá que devolver el importe que cobró por la utilización de esta herramienta al 3,95%.

Una pareja de la Caja Rural de Gijón ha logrado que la justicia les dé la razón y anule la cláusula suelo que la entidad financiera les coló durante la contratación de un contrato de un préstamo a interés variable. La sentencia recoge que la entidad del grupo de Banco Cooperativo no les dio la información ni hizo simulaciones sobre los perjuicios que les podía provocar el interés mínimo.

La juez de lo mercantil número 3 tiene en cuenta que la falta de simulaciones por parte de Caja Rural a los clientes no les permite entender el tipo de préstamo que estaban contratando. La sentencia afirma que la frase en la que se explica la existencia de una cláusula suelo “es un indicio o dato que ayuda a apreciar, pero insuficiente si no va acompañado de otros datos o indicios”, como afirmó el Tribunal Supremo.

Caja Rural insertó la cláusula a los clientes en una maraña de información sobre los intereses, métodos de cálculos y fórmulas que hacían imposible que los clientes pudiesen llegar a ellas. La magistrada califica esto de “impropio” cuando es lo determinante de la economía del contrato. Ahora, la sentencia ordena a la entidad bancaria a devolver los 15.000 euros que Caja Rural de Gijón les cobró por la aplicación de la cláusula al 3,95%.


Dirección letrada: Margarita González Martínez
Banco: Caja Rural de Gijón
Producto: Cláusula suelo
Perfil: Particular
PDF: S_140618_BCOOP_CRGIJON_JM3_GIJON_SUELO_PART_SIN.pdf