El Juzgado de Primera Instancia nr. 32 de Madrid declara nula la cláusula multidivisa y el suelo de los intereses de demora

En un proceso de ejecución hipotecaria se declara la nulidad de de la cláusula del yen japonés de manera que la deuda pendiente de pago del préstamo hipotecario no se verá incrementada por el cambio de divisa. Así mismo, se declara nulo el suelo de los intereses de demora obligando al banco a recalcular la deuda sin intereses abusivos.

Desde Asuapedefin, con ayuda de la dirección letrada de Patricia Gabeiras, estamos consiguiendo frenar la situación abusiva que están viviendo los afectados por la cláusula multidivisa y que están en riesgo de perder su casa por el incremento de la deuda. Son ya varios los juzgados que están paralizando las ejecuciones hipotecarias obligando a las entidades a recalcular la deuda sin tener en cuenta la depreciación del euro frente a otras divisas, mayoritariamente, el yen o el franco suizo.

El Auto falla a favor del matrimonio afectado declarando «nula y por no puesta la cláusula MULTIDIVISA, incluida en la cláusula PRIMERA y la cláusula suelo de los intereses moratorios de la escritura» por lo que requiere a la entidad para que en 20 días

«presente nuevo acta de determinación del saldo, sin la cláusula suelo de los intereses moratorios declarada nula y una vez recalculado el crédito en euros desde el 18/10/2007 con los pagos del total de las cuotas efectuadas por los ejecutados ajustados a las cuotas debidas en euros desde el otrogamiento de la escritura (18/10/2007)»

El matrimonio había solicitado 360.000 € a la entidad, hipotecando una casa libre de cargas más la casa que estaban adquieriendo como vivienda habitual. Con el desplome del Euro, las cuotas de la hipoteca subieron un 50% por lo que el matrimonio, a pesar de todos los esfuerzos, no pudo atenderlas. La entidad declaró por tanto el préstamo por vencido e inició la ejecución hipotecaria obligando al matrimonio a satisfacer una deuda de 498.341,81 €, es decir, casi 140.000 € más de los que habían solicitado y más de 200.000 € por encima de lo que les hubiera costado una hipoteca tradicional. Con la anulación de ésta cláusula, el matrimonio pudo saldar la deuda ahorrándose más de 300.000€ en deuda, costas e intereses.

Dirección letrada: Patricia Gabeiras
Entidad: Barclays
Perfil: Minorista / Socio Asuapedefin
PDF: A_140120_BARCLAYS_JPI32_MADRID_ASUAPEDEFIN_NULIDAD_HMD_EJECUCION_SIN.pdf