El Santander condenado en Ibi por un SWAP

El JPI 2 de Ibi (Alicante) ha condenado al Banco Santander por haber colocado un SWAP a una Pyme incumpliendo totalmente su deber de información. Importante victoria en Ibi dónde muchas empresas están sufriendo las consecuencias de la comercialización masiva de SWAPS por parte del Santander.

El magistrado Carlos J Guadalupe Fores considera que el contrato CMOF firmado por el cliente en la contratación de un SWAP FLOTANTE BONIFICADO, tiene una «complejidad técnica de su contenido, prácticamente imposible de entender para cualquiera que no sea especialista en la materia».

Además, señala que las cláusulas finales del contrato (p. 8) en la que se pone en conocimiento «los riesgos de la operación y la información y asesoramiento del cliente» son «contradictorias y perversas. Pues por una parte se dice que «las partes conocen y aceptan los riesgos, aún cuando no han sido asesoradas por la otra parte». Sin embargo, se señala también «que el cliente ha sido informado por Banco Santander del riesgo que asume» y de que «la operación no es conveniente ni adecuada para él».

Concluyendo que el Banco Santander, «para salvar la falta de información, se incorporan unas cláusulas en el contrato que pretenden hacer responsable al cliente de lo que firma y de los riesgos que asume. Sin embargo, esta pretensión resulta inadmisible una vez acreditado el incumplimiento por parte del Banco Santander de su deber legal de información.»

Por otra parte, señala que en el contexto de la LGDCU queda probado que el clausulado del contrato pone de manifiesto que «el desequilibrio es claro y deja a la entidad bancaria en clara situación ventajosa, conociendo además como conoce (…) las fluctuaciones esperadas o aproximadas en cada momento de los tipos de interés y del Euribor.«( p. 10)

Concluye, una vez más, se resalta la «falta de expresión en los contratos del coste de cancelación y la falta de explicación del cálculo del mismo» que hubieran permitido al cliente conocer el riesgo que asumía con la contratación del derivado. (p. 11)

La Asociación ha tenido contacto telefónico con Luis Montesinos (MG Abogados), letrado que ha defendido a la pyme afectada, para darle personalmente nuestra más sincera enhorabuena y agradecer que nos haya facilitado la sentencia en cuanto le ha sido notificada.

? Descargar sentencia