» La pareja contrató su hipoteca con Bankinter, su banco, creyendo que sólo podrían subir las cuotas porque nadie les dijo que la deuda también fluctuaba
» Miles de familias esperan con interés que la sentencia que el Tribunal Supremo está a punto de emitir acabe con los abusos bancarios que llevan padeciendo años

En España se calcula que mas de 70.000 familias contrataron una hipoteca multidivisa para comprar su vivienda habitual. Lo hicieron en plena burbuja inmobiliaria (2007 y 2008), cuando la vivienda estaba cara y las cuotas mensuales eran altas. Los bancos les ofrecieron esta posibilidad mostrándoles las ventajas, pero olvidando contarles los riesgos.

Desde que los afectados dejaron de temer a los bancos, gracias al trabajo de Asociaciones de usuarios como ASUFIN, y denunciaron en tribunales sus malas prácticas, los juzgados han estado divididos. La sentencia del Tribunal Supremo de 2015 calificando a la hipoteca multidivisa de producto complejo, produjo un antes y un después en la justicia.

En Salamanca ya se ha condenado a algún banco por estos abusos, y ahora, el Juzgado de Instrucción Nº 6 vuelve a hacerlo. La demanda viene de una pareja que tenía una hipoteca pequeña, de algo más de 84.000 euros y que cuando quiso comprarse un coche, en el año 2005, acudió a Bankinter.

Allí tenían su nómina, sus ahorros y su confianza. Un empleado les habló de las bondades de la hipoteca multidivisa y de la gran oportunidad que tenían de cambiar su anterior crédito por otro con intereses más bajos. Les informó  de la posibilidad de cambiar de moneda y se ofreció a asesorarles en lo que necesitaran.

La pareja escuchó una a una todas las ventajas que les supondría hacer el cambio de su hipoteca a una multidivisa y, confiados, contrataron el crédito por un importe de 102.000 euros. Bankinter no les hizo simulación alguna sobre la fluctuación de la divisa y sus consecuencias.

El juez ha podido comprobar que el banco tampoco aportó ningún folleto informativo en el contrato. Bankinter, pese a afirmar que dió a sus clientes toda la información precisa, no ha podido acreditar que les advirtiera del alto riesgo de este producto.

La pareja tiene el pérfil de consumidor medio y  pidió el crédito para su vivienda habitual. Nunca habían hecho inversiones ni especulado con moneda extranjera.  En su declaración admitieron que sabían que el crédito era en divisas, pero que sólo les advirtieron de que la cuota estaba sujeta a los movimientos de moneda, aunque los cambios no eran significativos.

Para el juez la cuesstión no estiba en si la pareja sabía lo que contrataba, sino en si la información que se les proporcionó fue suficiente y transparente. Tras escuchar a los implicados, encontró en el contrato error en el consentimiento.

Su sentencia destaca que sólo cuando alguien conoce todos los pormenores y todas las consecuencias económicas que un producto complejo como éste implica, puede evaluar de forma cierta su decisión. Y en este caso, no se actuó con la diligencia debida.

Por tanto,  condena a Bankinter por falta de transparencia , declarando nula la cláusua multidivisa y dejando el contrato unicamente referenciado en euros. La deuda se estimará en 102.00 euros, suamados los intereses y restando las amortizaciones también en euros. Además, condena al banco a devolver los 1.620 euros que cobró por comisiones de cambio.

Para la pareja salmantina se abre una luz de esperanza, la misma que miles de personas tienen puesta en la sentencia del Tribunal Supremo. La justicia empieza a valorar el enorme perjuicio económico de estos consumidores y, también, el perjuicio emocional y físico que llevan sufriendo. Felicitamos al letrado y al matrimonio, esperando que muy pronto se unan a ellos el resto de afectados.


Dirección Letrada: Miguel de Lis García
Banco: Bankinter
Producto: Hipoteca Multidivisa
Perfil: Particular
Pdf: S_170726_BANKINTER_JP6_SALAMANCA_HMD_PART_SIN